Guía de destinos Santiago de Chile

Descubre Santiago de Chile

Visita Santiago de Chile y sorpréndete con su hermosa geografía, lugares históricos, exquisita gastronomía, centros de esquí y toda la magia de una ciudad moderna, que además promueve su herencia colonial.

Catedral Metropolitana

El principal templo católico del país es también sede de la Arquidiócesis de Santiago. Se encuentra ubicada en el corazón de la ciudad, frente a la Plaza de Armas, y es considera Monumento Nacional, al igual que el Palacio Arzobispal y la Parroquia del Sagrario, que forman parte del mismo conjunto arquitectónico.

En su interior destaca una hermosa imagen de la Virgen del Carmen y un antiguo órgano fabricado en 1756. Debajo de la explanada se encuentra la cripta donde descansan los restos de los arzobispos de Santiago y de importantes personajes de la historia de Chile como Diego Portales (pilar fundamental de la organización política), José Tomás Ovalle (ex Presidente de la República, entre 1829 y 1831) y algunos jóvenes que participaron en la Guerra del Pacífico.

Estación Mapocho

Esta estación de ferrocarriles fue construida entre los años 1905 y 1912, para celebrar el Centenario de la Independencia de Chile. En 1976, el edificio fue declarado Monumento Nacional, pero 11 años más tarde fue clausurado, debido a su deterioro. Fue restaurado y en 1991, nuevamente abierto, pero esta vez como centro cultural. Desde entonces ha ofrecido sus espacios para actividades como ferias de libros, obras de teatro y eventos musicales, entre otras cosas. La Estación Mapocho se encuentra en las cercanías de la estación de Metro Cal y Canto.

Parque Quinta Normal

Es un hermoso parque emplazado en el sector poniente de Santiago, que ocupa unas 40 hectáreas de extensión, y en cuyo interior alberga una laguna artificial donde se pueden arrendar botes. Además, cuenta con canchas de fútbol y de tenis, un área de patinaje y circuitos para trotar o pasear en bicicleta.

El parque también reúne a los museos de Arte Contemporáneo (MAC), de Historia Natural, Ferroviario de Chile, de Ciencia y Tecnología, el Museo Infantil, y la Corporación Cultural Balmaceda 1215. Se llega a él a través del Metro (Estación Quinta Normal, Línea 5) o en vehículo por calle Matucana.

Teatro Municipal de Santiago

Fue inaugurado el 17 de septiembre de 1857, con la ópera Ernani de Giuseppe Verdi y desde entonces reúne a los máximos exponentes de la ópera, la música de cámara y el ballet. El edificio se ubica en calle Agustinas Nº 794 y destaca por su estilo neoclásico francés y en su majestuoso interior llama la atención una lámpara gigante de anchas lágrimas de cristal y un telón de terciopelo rojo traído de Alemania, de 1.200 kilos de peso. El Teatro Municipal cuenta con tres cuerpos estables: La Orquesta Filarmónica de Santiago, el Ballet de Santiago y el Coro del Teatro Municipal..

Museo de Bellas Artes y Museo de Arte Contemporáneo-MA

Ubicados en el Centro Histórico de la ciudad, en medio del gran Parque Forestal (Estación de Metro Bellas Artes, Línea 5), ambos recintos comparten un mismo edificio de estilo neoclásico, reforzado con detalles de Art Nouveau y toques estructurales en metal.

En su fachada oriente alberga al Museo Nacional de Bellas Artes, que fue fundado el 18 de septiembre de 1880, bajo el nombre de Museo Nacional de Pinturas. Junto con las preciadas colecciones en exhibición, guarda un importante registro de los artistas plásticos chilenos. Entre las innumerables muestras gestionadas por este Museo, destacan algunas de grandes maestros del arte, como una retrospectiva de Auguste Rodin, traída en 2005.

Por su parte, el Museo de Arte Contemporáneo, fue creado en 1947 y presenta interesantes colecciones con más de dos mil piezas de pintura, grabado e instalaciones vanguardistas.

Palacio de La Moneda

La sede del Poder Ejecutivo se encuentra ubicada en pleno Centro Histórico de Santiago, frente a las plazas de la Constitución y de la Ciudadanía, y próxima a la Alameda General Bernardo O’Higgins. Conocida como “La Moneda”, además de las oficinas del Presidente de la República, en sus dependencias alberga también al Ministerio del Interior, la Secretaría General de Gobierno y la Secretaría General de la Presidencia.

El palacio fue construido entre los años 1786 y 1812, por el arquitecto italiano Joaquín Toesca, quien también construyó la Catedral Metropolitana. En sus inicios fue proyectado como sede de la Casa de Moneda, pero en 1845, bajo el mandato del Presidente Manuel Bulnes, pasó a convertirse en casa de Gobierno y residencia oficial de los presidentes, lo que se mantuvo hasta 1958. A partir de ese año continuó sólo como sede gubernamental.

El Palacio ofrece visitas guiadas a los salones más emblemáticos y un recorrido por la planta baja. Está abierto al público de lunes a viernes, y el visitante puede incluso conseguir un tour, previa solicitud de una hora.

Barrio Bellavista

Es uno de los sectores más populares y representativos del entretenimiento y la vida nocturna de Santiago. Está ubicado en la ribera norte del río Mapocho y a los pies del Cerro San Cristóbal, en el límite que separa a las comunas de Providencia y Recoleta.

En sus inicios, éste era un barrio aristocrático y conservador, pero actualmente abundan los bares y restaurantes, que ofrecen variadas cartas, para todos los gustos y bolsillos. Además, “Bellavista” -como se le conoce informalmente- desde hace más de 20 años reúne la mayor cantidad de salas de teatro, con una nutrida cartelera. Aquí también se encuentra el acceso al Zoológico del Parque Metropolitano.

Barrio Brasil

Ubicado hacia el poniente del centro de la ciudad, este barrio fue uno de los sectores residenciales de la clase alta chilena de mediados del siglo XIX. Pero a partir de los años ’40, el barrio comenzó a experimentar un período de decadencia, motivado por la migración de los residentes de mayores ingresos hacia los sectores altos de la capital.

Sin embargo, hace un tiempo comenzó un proceso de restauración y conservación de la arquitectura neoclásica y neogótica que lo caracterizó, dando paso a numerosos espacios artísticos, culturales, de esparcimiento y recreación. Hoy, muchas de las antiguas casonas y palacios funcionan como restaurantes, bares, cafés, hostales y academias de danza, lo que ha servido para transformar al Barrio Brasil en un nuevo polo de atracción en Santiago.

Cerro Santa Lucía

Está ubicado en el corazón en pleno centro de la capital, a pasos de la Alameda Bernardo O’Higgins y a metros de la estación de Metro Santa Lucía (Línea 1). El cerro resulta importante para la historia de la ciudad, pues en 1540, el conquistador español Pedro de Valdivia, fijó en ese lugar las bases de lo que sería Santiago.

La cima del Cerro Santa Lucía ofrece una vista privilegiada tanto de la ciudad como de la Cordillera de Los Andes. Además, en su interior se encuentran el Castillo Hidalgo y una serie de monumentos que recuerdan a personajes importantes de Chile.

El lugar es especial para realizar actividades como trekking y mountain bike, ya que cuenta con circuitos especiales para ello, incluso tiene habilitado un renovado sistema de iluminación, que invita a dar un paseo en familia alrededor de este pulmón verde.

Pueblito Los Dominicos

Emplazado en el sector oriente de la capital, precisamente en Av. Apoquindo Nº 9085, comuna de Las Condes; el Pueblito Los Dominicos es un acogedor centro al aire libre que reúne lo mejor de la artesanía chilena. Cuenta con 160 talleres y locales que ofrecen una amplia variedad de productos como muebles, materias textiles, tallado, grabado, retablos, cerámicas, pintura, orfebrería, escultura, talabartería, antigüedades y muchas otras formas de arte criollo. Funciona de martes a domingo, de 10:30 a 19:30 horas.

Centros de Esquí

Emplazados en la Cordillera de Los Andes y algunos de ellos visibles a simple vista desde Santiago, los centros de esquí Valle Nevado, El Colorado, La Parva Ski y Farellones se encuentran a menos de 50 kilómetros de distancia de la ciudad, y a unos 2.800 metros sobre el nivel del mar.

En sus pistas, los amantes del esquí y snowboard pueden disfrutar de la mejor nieve de Sudamérica, en una extensión total de unas 11 mil hectáreas esquiables y más de 110 kilómetros de pistas.

Por las tardes, es posible apreciar espectaculares vistas panorámicas, bañadas por las puestas de sol en el horizonte. Estos paraísos invernales ofrecen pistas tanto para los esquiadores más avezados, como para aquéllos que recién se inician en el llamado “deporte blanco”. Esto últimos cuentan con equipos e instrucción a su servicio.

Artículos de interés

Sudamérica
Variedad gastronómica al sur del mundo
De fiesta por Sudamérica