• Información complementaria del Contrato de Transporte Aéreo de LAN Brasil 


    Negativa a someterse a la inspección de seguridad de la aviación civil: 

    De acuerdo a lo que disponen las normas brasileras vigentes, en el caso de que el Pasajero se niegue a someterse a la inspección de seguridad de la aviación civil en el aeropuerto en que esté embarcando, se le denegará el acceso a las áreas de seguridad restringidas, como así también su embarque en la aeronave.

    Negativa a transportar objetos de terceros: 

    El Pasajero debe negarse a transportar paquetes u objetos recibidos de personas desconocidas en el equipaje de mano y el equipaje facturado.  

    Pasajeros armados:  

    Los Pasajeros que lleven un arma de fuego en un vuelo nacional/doméstico deberán presentarse con una anticipación mínima de 2 horas para someterse a los procedimientos de seguridad, aportando toda la documentación necesaria e identificándose ante el agente de aeropuerto correspondiente en el puesto de atención. La Policía Federal, o en su ausencia, el órgano de seguridad pública que desempeña las funciones de policía en el aeropuerto, serán responsables de la verificación, aprobación y liberación del pasajero para embarcar. Las armas deportivas se facturarán y colocarán, obligatoriamente, en un lugar adecuado en la bodega de la aeronave. TAM no se responsabilizará por la falta de documentación o la falta de información que puedan derivar en el atraso o la negativa de embarque.

    Los Pasajeros que lleven un arma de fuego en un vuelo nacional/doméstico por razón de su oficio o prerrogativa de cargo deberán presentarse ante el agente de aeropuerto correspondiente en el puesto de atención con una anticipación mínima de 2 horas para someterse a los procedimientos de seguridad, aportando toda la documentación necesaria que acredite, por razón de oficio o prerrogativa de cargo, su autorización para llevar el arma de fuego. La Policía Federal, o, en su ausencia, el órgano de seguridad pública que desempeñe las funciones de policía en el aeropuerto, serán responsables de la verificación, aprobación y liberación del pasajero para su embarque. TAM no se responsabilizará por la falta de documentación o la falta de información que puedan resultar en el atraso o la negativa de embarque.

    Está prohibido transportar armas de fuego en vuelos internacionales, excepto en lo dispuesto en los tratados, convenciones y acuerdos, considerando el principio de reciprocidad, cuando haya expresa autorización del Gobierno de Brasil y del Gobierno del país hacia donde se dirige el vuelo. Para esos casos, el control será exclusivo de la Policía Federal y TAM estará a cargo de facturar las armas en la caja de seguridad de la aeronave, mediante la presentación de la autorización del Gobierno del país de origen para que pueda entrar en territorio extranjero con el arma de fuego, independientemente de la función o cargo que ocupe el Pasajero.

    Pasajeros bajo custodia:  

    El transporte de Pasajeros o Pasajeros menores de edad bajo custodia de la autoridad policial en vuelo nacional/doméstico se realizará mediante el cumplimiento de todos los requisitos exigidos en el Programa Nacional de Seguridad de la Aviación Civil – PNAVSEC – Decreto 7.168, de 5 de mayo de 2010. La presentación e identificación para el embarque deberá realizarse con un plazo mínimo de 2 (dos) horas antes de la hora de partida del vuelo.

    Antes del transporte del Pasajero bajo custodia judicial, en vuelo internacional, debe enviarse una comunicación previa al Departamento de la Policía Federal, la INTERPOL, la Administración Aeroportuaria Local, el Consulado del país de destino del Pasajero y a TAM para que se realice el transporte y la eventual escala/conexión. TAM debe seguir los mismos procedimientos utilizados para el Pasajero bajo custodia de una autoridad policial.

    Pasajeros indisciplinados: 

    En el caso de incidentes con Pasajeros indisciplinados a bordo, con el objeto de garantizar la seguridad de los demás Pasajeros, TAM podrá llamar a la Policía Federal, o al órgano policial competente.