Guía de destinos: San Francisco, Estados Unidos

San Francisco se encuentra frente a las costas del Océano Pacífico, en la zona oeste de Estados Unidos, dentro del estado de California. Sus principales atractivos turísticos son: El puente Golden Gate y los tranvías que recorren los cerros de la ciudad; el Chinatown, Silicon Valley, la cárcel de Alcatraz y las montañas de Sierra Nevada.

Compra tus pasajes a San Francisco y vuela con toda la seguridad que sólo LAN te puede ofrecer.

Contenido creado por Lonely Planet

  • San Francisco - Historia

    Ostras y bellotas habrían sido sus principales opciones para cenar en el emplazamiento Ohlone regido por México de San Francisco aproximadamente en 1847. Sin embargo, un año y unas pepitas de oro más tarde, se podían conseguir cerveza y filetes de carne. Hacia 1849, el oro encontrado a los pies de las cercanas montañas de Sierra Nevada había convertido a una villa costera de 800 habitantes en una ciudad portuaria de 100.000 exploradores, jugadores de cartas tramposos, estafadores, prostitutas y personas intentando vivir de manera honesta, había que tener buena suerte para saber quién era quién. Ese amable cantinero podía poner una droga en su trago y usted se despertaría a una milla de la costa secuestrado para servicio en algún barco que se dirigía a Argentina. (No es de extrañarse que los sanfranciscanos aún prefieran que sus cantineros sean malhumorados).

    Para 1850, California había sido arrebatada a México y estaba en una rápida carrera para convertirse en estado de EE.UU., ocasionando a San Francisco el problema de imponer el orden público a 200 cantinas e innumerables burdeles y antros de apuestas. El pánico golpeó cuando Australia atiborró el mercado con oro en 1854 y la ira se volvió irracional con la comunidad china de la ciudad, que desde 1877 a 1945 estuvo restringida a vivir y trabajar en Chinatown por leyes anti chinas y periódicas persecusiones raciales. La principal forma de no quedar endeudado fue el peligroso trabajo de construir vías de ferrocarril para los ladrones de guante blanco de la ciudad, que dinamitaron, minaron y cortaron camino a través del Dorado Oeste, y construyeron grandiosas mansiones en Nob Hill por encima de Chinatown.

    Las elevadas ambiciones de la ciudad y los más de 20 teatros se derrumbaron en 1906, cuando un terremoto e incendio dejaron 3.000 muertos, 100.000 personas sin hogar y la mayor parte de la ciudad reducida a escombros, incluidas casi todas las mansiones de Nob Hill. Las compañías de teatro y las divas de la ópera actuaron de forma gratuita entre las humeantes ruinas del centro de la ciudad, reavivando la tradición de las artes escénicas que continúa hasta el presente. Los proyectos de obras públicas ambiciosos continuaron en la década de 1930, cuando Diego Rivera, Frida Kahlo y muralistas financiados de manera federal, comenzaron la tradición de la política de izquierda en pinturas, que se puede observar en los más de 250 murales de Mission.

    La Segunda Guerra Mundial produjo cambios sísmicos en la comunidad de San Francisco, cuando las mujeres y los afroamericanos que trabajaban en los astilleros de la ciudad, crearon una nueva explosión económica y la Orden Ejecutiva 9066 del presidente Franklin Delano Roosevelt obligó al aislamiento de la histórica comunidad japonesa americana de la ciudad. Se suscitó una batalla legal de 40 años, que finalizó con una disculpa sin precedentes por parte del gobierno de EE.UU. San Francisco se convirtió en el campo de prueba de los derechos civiles y de la libertad de expresión, cuando en 1957, el poeta Beat Lawrence Ferlinghetti y la librería City Lights Bookstore constituyeron un hito al declararse en contra de la prohibición de libros, con la publicación del espléndido e incendiario libro de Allen Ginsberg Howl.

    La Agencia Central de Inteligencia (CIA) esperaba que una droga experimental llamada LSD pudiera convertir al sujeto de prueba de San Francisco, Ken Kesey, en una máquina de combate, pero en su lugar, el autor de "Alguien voló sobre el nido del cuco", lo sirvió con jugos y dio comienzo a la década psicodélica de 1960. El Verano del Amor trajo comida gratis, amor y música a Haight, una orgullosa comunidad gay a Castro, y la cocina de California de vuelta a la naturaleza con cooperativas de alimentos naturales y restaurantes en toda la nación.

    La década de 1980 significó abultadas ganancias en el mercado de valores y devastadoras pérdidas por el SIDA, pero la ciudad juntó fuerzas a partir de la recesión de principios de la década de 1990 para convertirse en un modelo de tratamiento y prevención de la enfermedad. Cuando otras ciudades de California sistemáticamente desplazaban a las personas sin hogar cerrando clínicas y prohibiendo que se sentaran en las aceras, San Francisco absorbió a los desamparados veteranos de Vietnam, a personas que habían escapado de sus hogares y a adictos y hoy continúa trabajando para reparar vidas destrozadas.

    En la década de 1990, la multitud artística ciberpunk de la ciudad introdujo ideas audaces al Silicon Valley, generando la explosión de las empresas dot-com que cambió abruptamente la imagen pública de San Francisco, de desprolijos mensajeros en bicicleta del centro a prolijos capitalistas de empresas de riesgo de SoMa (South of Market). Entonces, así de repente, la burbuja estalló en el 2000. Pero ni los alquileres ni las esperanzas se devaluaron completamente y los más puros bohemios siguen agarrados a sus alquileres de renta controlada de por vida mientras la recesión continúa, los medios sociales despegan y comienza la explosión de la biotecnología. Aquí es donde usted entra en escena, justo para ver el próximo paseo audaz de San Francisco.