Guía de destinos: Buenos Aires, Argentina 

Buenos Aires es la capital de Argentina y una de las ciudades más cosmopolitas de Sudamérica. Sus principales lugares turísticos son la Casa Rosada, la histórica Plaza de Mayo, el Obelisco y los barrios San Telmo y La Boca.

Este último lugar alberga al estadio de fútbol La Bombonera y a Caminito, una atractiva calle turística repleta de artesanías y suvenires. Además, es común para los turistas encontrar bailarines y grupos de tango en la mayoría de los espacios públicos.

Consulta la oferta de vuelos a Buenos Aires que LAN.com tiene para ti y viaja a descubrir los atractivos de Argentina. "Contenido proporcionado por LAN"

Contenido creado por Lonely Planet

  • Buenos Aires - Historia

    Buenos Aires se fundó en 1536 por Pedro de Mendoza, un español aventurero y aristócrata que financió su propia expedición a Sudamérica.  Su población había crecido alrededor de 20.000 para 1776, el año en que España decretó la capital de la ciudad del nuevo e inmenso virreinato del Río de la Plata. De repente, Buenos Aires fue un lugar muy importante 

    Después de repelar las invasiones británicas en 1806 y 1807, los porteños creyeron que podrían manejarse por sí mismos sin la ayuda (o interferencia) de España. La conquista de Napoleón en 1808 de España condujo a que el cabildo de Buenos Aires cortara lazos con la madre patria en mayo de 1810. 

    Finalmente, en 1880, la ciudad se declaró territorio federal de Buenos Aires, una entidad separada de la provincia que lo rodea del mismo nombre y la capital de la nación por siempre jamás. La población de Buenos Aires para entonces era de casa la mitad de un millón y la ola de inmigrantes (principalmente españoles e italianos) continuó llegando en cantidades. Muchos de ellos se instalaron en el extremo sur de la ciudad, para trabajar en el puerto en auge y la industria de procesamiento de la carne. 

    Las exportaciones agriculturales de la nación remontaron de 1880 a 1914, lo que resultó en una buena riqueza acumulada en Buenos Aires. Mucha de la apariencia única que luce Buenos Aires en la actualidad data de este período, aunque la transformación de la Av. 9 de Julio en un mega-boulevard del ancho de una manzana no se produjo hasta fines de la década de 1930.