Guía de destinos: Sao Paulo, Brasil

Sao Paulo es la ciudad con mayor densidad de habitantes de Brasil y en ella es posible apreciar una arquitectura moderna que convive a la perfección con las áreas verdes y playas de arenas blancas. Al recorrer sus calles los turistas pueden conocer diversos lugares culturales y observar espectáculos nocturnos, además de visitar exclusivas tiendas y galerías de arte. 

Revisa nuestra oferta de vuelos a Brasil y viaja a conocer diversos lugares turísticos de Sao Paulo como: la isla de Guarujá, los vestigios de la época de oro del café y el lugar donde se realiza la etapa sudamericana del circuito de Fórmula 1. "Contenido proporcionado por LAN"

  • Sao Paulo - Historia

    La historia de la ciudad de São Paulo es prácticamente similar a la historia del estado. Durante los tres primeros siglos después de la llagada de los jesuitas en 1554, la ciudad creció sólo en forma gradual, como estación de correo para los cazadores afortunados que iban al interior, y para aquellos que provenían de las plantaciones de azúcar cercanas.

    Luego de la independencia de Brasil en 1822, São Paulo fue declarada capital del Estado, una decisión que derivó en la fundación del Colegio de Leyes, posiblemente la primera institución pública de educación superior de Brasil. Como creciente centro político e intelectual de importancia, pronto la ciudad comenzó a luchar para terminar con la esclavitud y para lograr la república. Las arcas de la ciudad comenzaron a crecer a fines del siglo XIX, cuando los cosechadores de la región reemplazaron el azúcar por el nuevo grano favorito del mundo: el café. Aún hoy pueden divisarse en la Av. Paulista algunas de las mansiones de los emperadores del café. Los millones de descendientes de inmigrantes que vinieron a trabajar a esas plantaciones, especialmente italianos y japoneses, representan otro de los legados de la explosión del café.

    Cuando el precio del café comenzó a caer en picada al principio del siglo XX, ya había suficiente capital sobrante como para transformar a la ciudad en una central industrial. Los trabajos en las fábricas atrajeron a una nueva ola de inmigrantes de todo el mundo y la población de la ciudad prácticamente se duplicó todas las décadas entre 1920 y 1980. En la década de 1980, la inmigración extranjera disminuyó, pero los trabajadores se agrupaban debido a la sequía del noreste. Muchos trabajaron en la construcción de los nuevos rascacielos de la ciudad. Desafortunadamente, el repentino crecimiento detuvo las inversiones en la infraestructura de la ciudad. Actualmente, pueden observarse los resultados de esto a través de las graves congestiones de tráfico y de la gran cantidad de tugurios urbanizados.

    En años recientes, el explosivo crecimiento de la población de São Paulo ha ido decayendo, pese a que está firmemente establecida como la capital financiera, industrial y cultural de Brasil. Como tal, no deja de disfrutar su parte del reciente crecimiento económico de Brasil. La ciudad está haciendo grandes esfuerzos para modernizar su infraestructura, incluyendo significativas expansiones del subterráneo, trenes suburbanos y sistemas de carreteras. Finalmente, también comenzó a proteger su centro histórico y a mejorar el estado de los espacios públicos. El tráfico, el delito y la polución aún siguen desconcertando a los líderes políticos y siguen representando un problema grave. Pero el dinamismo de su cultura y economía aún es aún uno de los mejores atrayentes para los brasileros y extranjeros.