Guía de destinos: Toronto, Canadá

Toronto es una de las ciudades más importantes de Canadá y uno de los lugares con mejor calidad de vida de América del Norte. Dentro de sus principales atractivos turísticos se encuentran en James Garden y el Hard Rock Café; Planet Hollywood, el Barrio Chino y Yorkville; El Ayuntamiento, la Torre CN, Queen Street West y las Cataratas del Niágara.

Consulta nuestra programación de vuelos a Toronto y descubre la amplia gama de bares, pubs, discotecas, teatros y casinos que esta entretenida ciudad de Canadá tiene para ti. "Contenido proporcionado por LAN"

Contenido creado por Lonely Planet

  • Toronto - Historia

    En el siglo XVII, el Toronto de hoy era territorio aborigen de los Séneca. El francés Étienne Brûlé fue el primer europeo aquí en 1615. A la gente del lugar no les gustó mucho la visita y la fría recepción impidió temporalmente que los franceses siguieran avanzando en el área. No fue hasta alrededor de 1720 que los franceses establecieron un puesto de comercialización de pieles en lo que ahora es el extremo oeste de la ciudad.

    En 1793, los británicos se apoderaron del lugar y John Simcoe, teniente gobernador de la nueva Canadá Superior eligió este lugar como la capital (antes estaba en Niagara-on-the-Lake) y fundó la ciudad de York. El 27 de abril de 1813, durante la Guerra de 1812, las fuerzas estadounidenses llegaron al Fuerte de York y derrotaron a las tropas británicas y ojibwe. Los estadounidenses saquearon y arrasaron con York, pero su dominio duró sólo seis días hasta que las tropas canadienses los sacaron de allí y los forzaron a volverse a Washington.

    En 1834, con William Lyon Mackenzie como alcalde, York cambió su nombre por el de Toronto, un nombre aborigen que significa "lugar de reunión". La ciudad victoriana, bajo el mando de políticos conservadores, se hizo conocida como "Toronto la Buena", un sobrenombre que sólo comenzó a desdibujarse en la década de 1970. Las restricciones religiosas y las fuertes leyes que ponían freno a los vicios fueron las culpables: era ilegal alquilar un caballo los días domingo, se cerraban las cortinas en las vidrieras de las tiendas de departamento (salir a mirar vidrieras era un pecado) y no estaba permitido proyectar películas.

    Al igual que muchas ciudades grandes, en Toronto hubo un incendio de enormes proporciones: en 1904, se quemaron alrededor de 5 hectáreas de la ciudad y el fuego arrasó 122 edificios. Sorprendentemente, no hubo víctimas fatales. Para la década de 1920, la calle Bay ("Bay St"), que es el equivalente en Toronto a la "Wall Street" estadounidense, estaba en su apogeo; en parte, gracias al descubrimiento de oro, plata y uranio en el norte de Ontario.

    En 1941, el 80% de la población era anglo-celta, pero la cara cultural de la ciudad cambió después de la Segunda Guerra Mundial. Más de un millón de inmigrantes han llegado desde entonces: inmigrantes italianos, portugueses, chilenos, griegos, chinos y provenientes del sudeste asiático y las Indias Occidentales han venido a esta ciudad en olas. Nuevas lenguas, costumbres y gustos culinarios han renovado el espíritu del lugar, lo que puso fin a tanto recato inglés.

    En el año 1998, cinco barrios periféricos de Toronto en constante crecimiento (York, East York, North York, Etobicoke y Scarborough) se fusionaron para convertirse en el área del Gran Toronto ("GTA" en inglés). Siendo la quinta ciudad más grande de Norteamérica, la Toronto contemporánea es floreciente y se encuentra a años luz de lo que fueron sus comienzos como la "Barrosa York", cuando era la segunda ciudad de preferencia de Ontario.