Marta Rodríguez 30 Jul 2015

Todo comenzó en Salento

Un domingo de cielo abierto en una noche de rumba, música viva y almas integradas. El principio de una historia de revolución, luz y música itinerante por América Latina. Brasil, Colombia y España se han unido en Salento.

Este municipio integrado en el bello paisaje del eje cafetero colombiano ha sido la más grata de las sorpresas, el más intenso de los encuentros. Un destino lleno de colores, construcciones de bahareque, estructuras de bambú nativo, sabor a café y mucho arte.

acaime

Salento es pasear por la Calle Real contagiándonos de sus rojos, azules y amarillos, es salir a cabalgar a galope por el Valle del Cocora como buen aventurero indomable, es hacer café, experimentar café, sentir café. Salento son noches estrelladas con gaitas al viento, perderse en la historia del camino nacional, llegar al río Quindío y lavar nuestra alma sin miedo al frío. Es caminar kilómetros hasta Acaime, visitar la casa de los Colibris y crear nuestro propio sendero entre piedras y puentes.

Colibris

Salento es comer trucha fresca, visitar el proyecto de la Aldea de los Artesanos, financiado por Japón después de los terremotos en Armenia. Un espacio en el que el intercambio de saberes y técnicas artesanas se le brindan a todo aquel que esté interesado en aprender. Es aventurarse en moto por los caminos más recónditos hasta llegar al volcán Cerro Machín, perderse durante tres días en una expedición a los Nevados.

Aldea artesanos Salento

Salento es un encuentro de viajeros y valores, es hospedarse en casa de Tito y agregar miembros a la familia que nos da el camino, es crear la más intercultural de las rumbas en Kafe del Alma, donde a ritmo de samba, voces de cumbia, artes flamencas y personas de bien se forma la más sabrosa de las salsas.

Todo comenzó en Salento, guiados por la pura improvisación. Así conocimos al Trio Leo con el que pasamos horas intercambiando energías y música. La aventura de cultura itinerante no para de sumar. Nos embarcamos en unos viajes juntos y revueltos apoyando a Curio Luz en su proyecto artístico y social “Producto Deportación”. A darle vida a las calles de la ciudad de Cartago.

Calle Real Salento

Así vamos volando, desde el norte al sur por este país que no para de sorprender, de sumar experiencias, de invitarnos a vivirlo, de calentarnos los meses con sus gentes. Colombia es un país que te envuelve solo si te dejas envolver, si te mezclas, si te sales de la ruta establecida. Gracias a Lan y Tam, por hacerlo posible.

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Un comentario en
“Todo comenzó en Salento”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*