Chema Martínez 03 Jun 2016

Tercera Etapa

Hola!! Después del madrugón del día de hoy (nos levantan a las 4 de la mañana!!! :o) os voy a contar lo que fue la jornada de ayer:

Después del desayuno salimos desde Lucmabamba hacia el paso de Llactapata a 2,735m. Desde aquí descendemos al Complejo Arqueológico de Llactapata y después a un mirador desde donde pudimos divisar toda la zona Histórica de Machu Picchu. Una vista privilegiada y que muy pocos pueden presenciar.

Desde el comienzo de esta aventura tengo una sensación un poco extraña al no estar compitiendo, algo que a la vez me está sirviendo para cargar un poco las pilas. Con las pilas a tope, en esta tercera jornada me apetecía un poco más de adrenalina y quise tomármela como un entrenamiento duro e hice toda la subida, que tiene un gran desnivel corriendo. Para que os hagáis una idea es un tramo que la gente suele hacer andando en 2 horas y yo lo hice en 50 minutos.

Los mayores problemas a los que nos enfrentamos, al igual que en las dos jornadas anteriores, es la altitud y la gran variedad climática a la que estamos sometidos ya que el cambio de altitud en muchas ocasiones es muy brusco y a parte, como ya comentaba otro día las oscilaciones de temperatura entre el día y la noche son muy grandes.

No obstante, me siento muy bien, de hecho me siento cada día mejor y voy notando cada vez menos la altura, además estoy teniendo la suerte de poder disfrutar de la hospitalidad de la gente de aquí aprender de sus costumbres.

Sin ir más lejos estuvimos en un campo de café, fue una gran experiencia. Allí me permitieron tostar mi propio café y por supuesto después degustarlo…¡Rico, rico!

IMG_2603

Además en todo momento nos  hacen partícipes y nos permiten vivir la cultura de los incas, en el mirador de Llactapata nos estuvieron contando la historia de Machu Pichu, siempre me ha gustado escuchar historias sobre nuestros antepasados y si además te lo cuentan con el Machu Pichu de fondo es algo increíble.

Después de esta agradable lección de historia comenzamos a con el descenso hasta el río Aobamba atravesando bosques de bambú, huertos, plantaciones de café…nuestro destino: Hidroeléctrica, a 1.800 metros, de donde sale el tren hacia Aguas Calientes.

Aguas Calientes está situado en un fondo de saco y a pesar de ser un núcleo urbano algo más poblado y turístico la única forma de llegar aquí es a través de este tren. Antiguamente solo estaba la estación y se fue formando este núcleo en torno a ella.

Como os decía, estoy disfrutando de esta experiencia, de este entorno y sobre todo de esta gente tan maravillosa.

IMG_2606

Me falta el gusanillo de la competición pero eso también me permite cargar pilas y disfrutar de otra manera todo esto.

#DestinoSudamérica #ATopePerú #NoPiensesCorre

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*