Archivo de la etiqueta: Río

BrasilPerúChile

3 días 3 países (II) y despedida.

Crónica de un final anunciado. Esto se acabó amigos: 3 días y 3 países… es hora de despedirse. Yo sabía que el ocaso se acercaba y afronté la última recta del viaje entre la ilusión por el trabajo completado, la melancolía de saber que un gran sueño llegaba a su suspiro definitivo y la nostalgiaLeer más 

Brasil

3 días 3 países (I)

El libro de mi aventura en Sudamérica se acercaba a su inevitable desenlace. Durante todo el viaje he querido poner pequeñas guindas a cada historia, introducirme lo máximo posible en la actividad de la que hablase y sentir bien de cerca la cultura del lugar en el que estuviese. No se si lo habré conseguidoLeer más 

Brasil

Mi playlist a través de Río de Janeiro

¿Nunca os ha pasado? Sacáis el móvil y conectáis los auriculares. Play. La vida real ya no es tan real. La música no se ve y sin embargo es puro color, en ocasiones hay verdades más visibles en ella que en nuestra propia realidad. ¿Quieres venirte a Río conmigo? Lo tienes fácil. Acompáñame canción aLeer más 

Brasil

La primera gran ola en Recreio

Me asome a través de la ventana del avión con una sonrisa infinita en la cara, dejaba atrás los fríos días patagónicos para recalar en Río de Janeiro. Era de noche y la ciudad se encontraba bajo mis pies, iluminada, dándome una bienvenida muy especial. Había miles de pequeñas luces que parecían palpitar como siLeer más 

Perú

Los cinco mejores momentos en Perú

Lo que vais a leer no son más que mis más profundas y sinceras recomendaciones y agradecimientos, si algún día viajáis hasta Perú, completad una de estas cinco experiencias y os aseguro de todo corazón que vuestro viaje habrá merecido la pena. Estas palabras conformarán la imaginaria de la ilustración final con la que seLeer más 

Perú

El camino a Macchu Pichu (II)

El pueblo se iluminó ante la aurora desvelando cada rincón oculto en la noche anterior. Los hospedajes y las pequeñas tiendas de alimentación conformaban una curiosa urbe diseñada exclusivamente para el turista de paso. Todos allí parecíamos dirigirnos al mismo lugar. Esa mañana había algo nuevo por vivir. A mis 22 años de edad nuncaLeer más