El próximo viaje 26 Jun 2014

10 lugares imprescindibles de la Patagonia Argentina

Patagonia… Su nombre evoca ya una tierra de leyendas y misterios. Una extensa región que atrae tanto a viajeros aventureros, como a amantes de la Naturaleza en general o a turistas del mundo entero. Su atractivo y su riqueza residen justamente en los misterios que guarda, en la promesa de paisajes únicos.
La potencia y magnitud de sus bellezas naturales constituyen el escenario donde se han desarrollado grandes historias humanas. Viajes épicos, descubrimientos trascendentales para el Mundo, historias y leyendas de personajes y pueblos a lo largo de los siglos.

Debemos tomar conciencia de la enormidad de su territorio, perfectamente delimitado por la geografía. Desde el río Colorado y hasta el Pasaje de Drake, y desde la costa del Atlántico hasta la frontera delimitada por las alturas de los Andes patagónicos al oeste, la Patagonia cubre casi 1.800.000 kilómetros cuadrados. Una superficie igual a las de Portugal, España, Andorra, Francia, Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Suiza y Alemania juntos.

Este gigante territorio está políticamente dividido en cinco provincias (de Norte a Sur): Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur. Sin embargo, la geografía manda, y la división más lógica sería de Este a Oeste, desde las costas altas bordadas de acantilados sobre el bravo Atlántico Sur, hacia la vasta planicie interior para elevarse en las alturas de los Andes patagónicos al Oeste, que recorren la geografía de la región de Norte a Sur.
Si viajas a Argentina con ganas de caminar los pasos de grandes personajes (desde Darwin a Butch Cassidy) en esas tierras enormes y variadas, te sugiero aquí diez lugares imprescindibles para una ruta por la Patagonia argentina.

Yacimientos paleontológicos de Neuquén

Hace unos 100 millones de años, durante el Cretásico, miles de dinosaurios de diversas especies, vivían y morían en una zona delimitada dentro de la actual provincia de Neuquén.
Los restos de los ejemplares más grandes que poblaron la Tierra, fueron encontrados aquí, entre las localidades de Zapala, Neuquén o Plaza Huincul. Diversos museos locales nos llevan de viaje hacia aquellos tiempos remotos.

Península Valdés

Un accidente geográfico en la costa patagónica en la provincia de Chubut que dibuja dos golfos: San José (al Norte) y Golfo Nuevo (al Sur) cuyas costas ya fueron recorridas por Fernando de Magallanes en su viaje de 1520.

Esta península es un verdadero reservorio de fauna patagónica, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999 dada su biodiversidad y su importancia estratégica para la vida de las especies.
Es aquí, en sus costas y aguas, donde vienen a aparearse y reproducirse especies tan únicas como la ballena franca del sur, orcas o elefantes marinos. Desde la localidad de Puerto Pirámides, única población de la reserva, se puede salir en navegación para disfrutar de la fauna marina de forma respetuosa.
En la pequeña Isla de los Pájaros, dentro del Golfo San José, viven protegidas miles de aves marinas. Su perfil inspiró al aviador y escritor Saint-Exupéry, que voló por aquí en los años 20 del siglo XX, para crear la imagen de la boa con un elefante en su interior, que ilustra su obra “El Principito”.

Cueva de las manos

Nos internamos en el corazón patagónico, a través del impresionante Valle del río Pinturas a lo largo de 150 kilómetros entre paredones verticales. ¡Así se miden las distancias en la Patagonia!
Es en este valle donde crecen las plantas que los antiguos pobladores del valle utilizaron hace 10.000 años para dejar sus huellas en la conocida Cueva de las Manos Pintadas. Un espacio único que fue declarado Patrimonio de la Humanidad y que asombra hoy en día con la nitidez de su figuras: cientos de manos, animales y escenas de caza.

Pingüinera de Punta Tombo

Otro de los espectáculos naturales más llamativos de la Patagonia argentina, se encuentra sobre un cabo rocoso de unos 3 kilómetros de largo, en el mar de la costa de Chubut. Hablamos de la mayor pingüinera del continente poblada por simpáticos pingüinos magallánicos.
Cada año, de octubre a abril, cientos de miles de parejas de pingüinos vuelven al nido que ocuparon el año anterior. Allí crían a la nueva generación y en esta playa pedregosa, les enseñan a nadar y pescar.

Ushuaia

La Ciudad del Sur. La última frontera del hombre, y la ciudad más austral del mundo. Un punto en el mapa deseado por aventureros y viajeros del mundo entero.
Ushuaia encierra historia de navegantes, de naufragios y hazañas. Por sus calles y en los canales que rodean las islas cercanas, se han escrito páginas trágicas y gloriosas de la historia de la navegación a través del cercano y temido Pasaje de Drake, que separa el continente de la Antártida.

Tierra del Fuego

Aquí vivieron los antiguos onas, que vivían nómadas cerca de las costas, envueltos en pieles de animales y refugiados en el fuego de las enormes hogueras que dieron nombre a esta tierra.
Espacio poblado de haciendas y lagos, de ovejas y turberas, con bosques de frío y caminos que parecen perderse en un escenario de cuento.

Lago Argentino y glaciares

El gran espectáculo de la Naturaleza en todo su esplendor: el Lago Argentino, en un valle glaciar de la provincia de Santa Cruz, sobre la frontera andina. Este entorno ya sería único, pero nos regala algo más: sobre su superficie se extiende el mayor glaciar vivo del mundo, el Perito Moreno.
Una enorme superficie de hielo que avanza hacia la costa hasta tocarla, rozarla, en un ciclo de vida que escriben las propias aguas del lago. Son ellas las que rompen las paredes de hielo para formar un puente natural que, con el tiempo (cada 3 o 4 años), cae en estruendo para gozo de los visitantes que se quedan (quedamos) con los ojos abiertos ante semejante maravilla.

En la zona hay varios glaciares que pueden recorrerse en un trekking sobre el hielo, que puede ser la experiencia de tu vida viajera. No te lo pierdas.
Entre los valles floridos de los andes patagónicos de la provincia de Chubut, encontramos esta pequeña localidad. Un pequeño ejemplo de la voluntad del hombre por domar la tierra, en un escenario maravilloso, donde se cultivan frutos típicos de la patagonia: grosellas y rosa mosqueta por ejemplo.

Es también el lugar para viajar en el tiempo, a bordo de “La Trochita”, un tren histórico y único en el mundo por su tamaño y tecnología.
Dentro del Parque Nacional Los Alerces, una visita a Esquel debe incluir un paseo por el lago glacial de Futaleufú.

San Carlos de Bariloche y Villa La Angostura

Llegamos a Bariloche desde Esquel a través de la mítica Ruta 40. La misma que conecta toda la columna vertebral de Argentina de Norte a Sur junto a la Cordillera de los Andes.
Bariloche y Villa La Angostura, ambas sobre el Lago Nahuel Huapi, tienen el carácter alpino traído hasta aquí por aquellos colonos del siglo XIX y principios del XX. Hoy, dos importantes centros turísticos tanto en invierno, gracias a sus centros de esquí, como durante el resto del año gracias a la belleza que les rodea.

Camino de los 7 lagos

Desde Villa La Angostura seguimos camino hacia el norte, cerrando una ruta patagónica que podría incluir muchos más lugares, y muchos más kilómetros.

Lo hacemos a través de la llamada “Ruta de los 7 Lagos”, ya que el itinerario hilvana otros tantos: el mencionado lago Nahuel Huapi, el Espejo, el Correntoso, el Lago Escondido, el Villarino, el Falkner, Machónico y el Lago Lácar. Sin dejar de lado a los cercanos Meliquina, Hermoso, Traful y Espejo Chico.
Un camino lleno de colores y matices, los de sus aguas y los de la vegetación de las montañas que marcan las vueltas y revueltas de la ruta. El otoño trae una explosión cromática gracias a las lengas, las araucarias, arrayanes, pehuenes, coihues, pinos o el gigante alerce patagónico, el lahuán.

Entre puentes y ríos trucheros, llegamos a San Martín de los Andes, lugar ideal para una vacaciones en familia frente al majestuoso lago Lácar.
Una ruta ideal por algunos (sólo algunos) de los muchos atractivos que ofrece la Patagonia argentina.

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*