Hugo 14 May 2015

Río de Janeiro – Escalando la selva en la ciudad

Llego a Río de Janeiro, sabía que esta ciudad tenía algo preparado para mi y así fue.

No llevo ni dos horas y me presentan a un escalador, nuevamente chileno. Se presenta y me pregunta “¿cuándo vamos a escalar?” Mi respuesta es clara: mañana mismo.

Daniel es el responsable de Triangle Guided Climb y un loco por la escalada; en los siguientes días volveremos a hacer cosas juntos al menos dos veces más.

Hoy subimos el mítico Pan de Azúcar.

pan-azucar-rio

Quería llamar a este post “Escalando entre monos y mosquitos” pero me pareció más apropiado “Escalando la selva en la ciudad”. Igualmente, ambos valen.

Una de las cosas por las que Daniel se quedó en esta ciudad es por tener selva a 15 minutos en bus. Es impresionante estar en una ciudad en la que sientes que alguien abrió Jumanji: hay lianas por las calles, árboles gigantes en los parques, enredaderas selváticas en las casas y los monos pasean tranquilos por el Pan de Azúcar.

Comenzamos a subir a las 16:00 para estar arriba al atardecer y ver Río de noche desde arriba.

Lo primero que encontramos en el camino es un cartel que dice “sendero peligroso, prohibido hacerlo sin guía” y os recomiendo que así hagáis.

Hay momentos medio difíciles y un tramo de escalada que sin en el equipo adecuado puedes acabar bajando el Pan de Azúcar en lugar de subirlo.

escalada-rio-janeiro

escalada-pies-rio

Las vistas son impresionantes, cuando estamos llegando a lo más alto podemos observar los morros y las pequeñas islas que conforman Río de Janeiro.

Además esta temperatura constante de verano aunque estés en sombra o sea de noche, es perfecta y realmente me hace sentir que estoy en un lugar de ensueño.

escalada-pan-azucar

Llegar arriba es toda una recompensa, y nunca mejor dicho, porque el gobierno de Río te invita al teleférico de bajada si has subido escalando.

Llegar a la cima es una vuelta a la realidad, de entre los matorrales que estás atravesando en el tramo final aparece un camino perfecto con su vaya perfecta y cientos de turistas que han subido en el teleférico con sus móviles y sus palos selfies.

Igualmente nos hacemos un hueco y nos quedamos sentados un rato en un banco dejándonos sucumbir por las vistas y el sentimiento de tener la ciudad a nuestros pies.

vistas-pan-azucar

No hay duda, si quieres caminar y escalar para ver las mejores vistas de Río de Janeiro, tienes que buscar a Daniel. Pregunta por él en Mambembe Hostel o en su web.

Yo sigo en mi búsqueda de la ciudad, si las aguas de marzo de me dejan, ¡hasta pronto!

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*