Viajeros Callejeros 30 Nov 2015

Pisac, una de las grandes maravillas de Perú

Camino de Pisac, Perú- Destino Sudamérica

Todos pensamos en Machu Picchu cuando hablamos de Perú, pero no podemos olvidar otros impresionantes lugares que hacen de este país un lugar único e increíble. Hoy queremos contarte algunos de los motivos por los que Pisac es una de las grandes maravillas de Perú.

Qué es Pisac

Pisac es una ciudadela inca, ubicada sobre un altiplano rodeado de barrancos, conocida por sus increíbles bancales en terraza, que forman unas increíbles curvaturas que ayudan a evitar la erosión del lugar, siendo éstos una de las imágenes más emblemáticas del lugar.

Ruinas de Pisac, Perú- Destino Sudamérica

Cómo llegar a Pisac

La mejor forma de llegar a Pisac es volando con Lan hasta Cuzco y desde allí, en transporte local, llegar hasta Pisac pueblo.

Tenéis varias formas de llegar desde Cuzco a Pisac. La primera y más cómoda es coger un taxi, que tardará unos 30-40 minutos en hacer el trayecto de Cuzco a Pisac, por unos 50 soles más o menos.

Si queréis llegar hasta Pisac de una manera más económica y también más auténtica, nosotros optaríamos sin dudarlo por las combis. Tenéis que ir hasta la calle Paputi en Cuzco y os aseguramos que nada más llegar allí no tendréis ni que buscar el lugar desde donde salen. Escuchareis a voz en grito gente que dice “Pisac, Pisac…” y sólo tendréis que pagar 5 soles por persona y esperar a que la combi se llene para empezar el trayecto, algo que suele suceder entre 10 y 15 minutos.

El trayecto en combi desde Cuzco a Pisac suele hacerse en unos 45 minutos, en los que se atraviesan unos paisajes espectaculares a golpe de claxon y codazos con tu vecino de al lado en cada curva del trayecto.

La combi te dejará en Pisac pueblo y desde ahí, para llegar a las ruinas de Pisac, deberás coger un taxi, ya que no existe transporte público que cubra este trayecto. Puedes escoger que te dejen en la parte baja de las ruinas, por unos 20 soles o que te lleven hasta la parte alta, lo más recomendable, por 25.

Cuándo y cómo recorrer Pisac, una de las grandes maravillas de Perú

Pisac es conocido no sólo por sus ruinas sino también por su mercado que se celebra los domingos y es toda una institución en el país.

La lógica puede parecer que indique que lo mejor es visitar primero el mercado de Pisac y después ir a las ruinas, pero nuestra experiencia dice todo lo contrario. La mejor forma es al revés, ya que así evitas las aglomeraciones tanto en las ruinas, ya que los grupos organizados suelen llegar a media mañana, como en el mercado, que es el primer lugar que suelen visitar los turistas.

Una vez en la parte alta de las ruinas, la primera visión que tendrás, después de atravesar el control de tickets es la de las famosas terrazas de Pisac.

Una vez visitada esta zona, veréis que en la parte alta hay varios senderos, algunos de ellos con empinadas escaleras que llevan hasta las diferentes edificaciones que podemos encontrar en Pisac y desde donde se tienen unas impresionantes vistas del Valle de Urubamba extendiéndose a sus pies.

Camino en Pisac, Perú- Destino Sudamérica

En esta zona alta de Pisac podemos encontrar el centro de ceremonias, algunos conductos de agua que funcionan a día de hoy, al igual que algunos baños ceremoniales.

Desde aquí el circuito lógico de la visita nos llevará hasta la parte trasera del yacimiento, donde si miramos a lo largo del cañón Kitamayo, descubriremos cientos de agujeros en la pared.

Tumbas en la pared en Pisac, Perú- Destino Sudamérica

Estos agujeros son en realidad tumbas incas que fueron saqueadas hace ya muchos años y a las que actualmente no se permite la entrada a los visitantes.

La visita a las ruinas de Pisac puede llevar unas 2 horas sin relajarse demasiado y sin dedicarle mucho tiempo a los detalles, por lo que te recomendamos que salgas pronto de Cuzco para llegar a primera hora de la mañana y poder dedicar el tiempo suficiente a esta increíble visita que es una de las grandes maravillas de Perú

La mejor forma de volver a Pisac pueblo

Volver a Pisac pueblo desde las ruinas de Pisac pasa por volver a coger un taxi o bajar andando a través de la montaña, algo que te llevará entre 1 a 2 horas y que, si tienes tiempo, te recomendamos enormemente, ya que es una experiencia única.

Vista de las ruinas de Pisac en Perú- Destino Sudamérica

Si optáis por esta última, una vez vistas las tumbas incas en el cañón Kitamayo os tenéis que dirigir hacia la izquierda de la ciudadela, buscando un túnel en la roca que da a un sendero con varios tramos de escaleras que llega hasta el camino que lleva a Pisac pueblo.

Las vistas durante todo este trayecto son espectaculares, pasando entre pequeños vestigios de ruinas que hacen, más si cabe, de esta una experiencia única.

Camino de Pisac, Perú- Destino Sudamérica

Si bien es cierto que os tenemos que avisar que hay momentos en los que el sendero es bastante estrecho y si tienes vértigo, puede resultar un poco incómodo.

Una vez pasadas las últimas ruinas es cuando llega el momento más duro del tramo: escaleras y más escaleras, que parecen no acabar nunca, hasta llegar a la zona del mercado de Pisac, eso sí, rodeados siempre por un paisaje y unas vistas espectaculares que hacen que cualquier pequeño esfuerzo merezca la pena. Y es que no podemos olvidar que estamos a 3800 metros de altitud y aquí, a veces, dar un simple paso cuesta una eternidad.

Vistas de Pisac, Perú- Destino Sudamérica

Pensad que la visita a la ciudadela inca de Pisac y optar por esta forma de bajar al pueblo os llevará unas 4 horas más o menos, contando las paradas para descansar y también para hacer fotografías.

No podemos negar que lleva su tiempo y que el último tramo es cansado, pero sin duda, merece y mucho la pena conocer esta nueva imagen de Pisac, por lo que os recomendamos que si tenéis tiempo, os animéis a conocerla.

Qué ver y hacer en Pisac pueblo

Como os comentábamos anteriormente, después de la visita a la ciudadela inca, dedicarle un tiempo al mercado de Pisac es toda una experiencia para los sentidos, en los que el color toma el sentido más estricto de la palabra, apareciendo ante nosotros en mil matices.

Mercado de Pisac, Perú- Destino Sudamérica

Os recomendamos que aparte de visitar la zona central del mercado, donde se ubican las tiendas de artesanía y souvenirs y donde podréis encontrar cualquier cosa que busquéis o que hayáis visto en otros puntos del país, a precios más ajustados, no dejéis de visitar la zona menos turística, donde se ubica el mercado de alimentos, una zona muy recomendable, donde mezclarse con la población local y también aprovechar para salir del mercado y adentrarse en sus callecitas empedradas, llenas de ambiente y colorido, que nos recordarán una vez más por qué Pisac es una de las grandes maravillas de Perú.

Calles de Pisac, Perú- Destino Sudamérica

 

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

2 comentarios en
“Pisac, una de las grandes maravillas de Perú”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*