Un mundo para 3 16 Oct 2014

Nazca y la historia de sus líneas

Normalmente cuando se habla de Perú uno tiende inevitablemente a imaginarse subido a la cumbre de la mítica montaña en Machu Pichu posando para la maravillosa foto que luego colgaremos, casi seguro, como salvapantallas en nuestro ordenador.

Pero Perú sin duda posee otra maravilla que merece la pena ser visitada, fotografiada y colgada como fondo de pantalla, se trata de las líneas de Nazca, situadas en las Pampas de Jumana, en el desierto de Nazca, justamente entre la población del mismo nombre y la de Palpa y descubiertas por el arqueólogo peruano Toribio Mejia Xesspe.

Se cuenta que este afamado arqueólogo, las vio por primera vez mientras practicaba senderismo por la zona, corría el año 1927.Por su espectacularidad la Unesco las inscribió como Patrimonio de la Humanidad.

Las líneas fueron trazadas por la cultura Nazca, casi 800 figuras con forma animal, los dibujos son menores en cantidad comparados con los diseños geométricos que consisten en cientos y cientos de líneas, triángulos que ocupan grandes extensiones de terreno. Realizados a escalas y probablemente utilizando cuerdas y estacas para no desviarse en el trazado, su ancho va de entre los 40 y los 210 centímetros. Este maravilloso espectáculo se ve resaltado por el clima desértico de la zona, casi no llueve, lo que favorece a la conservación de las líneas, eso, y el color de la tierra entre negruzca y rojiza.

En esta región podremos disfrutar de miles de estas líneas que se extienden por 520 km², incluso algunas llegan hasta un área de 800 km². Sus longitudes son varias e incluso algunas pueden llegar a alcanzar los 275 metros de largo. Si tenéis la oportunidad de poder sobrevolarlas perfecto!, pues desde el aire se aprecia la espectacularidad de la obra, pero si el bolsillo no os lo permite, no os preocupéis porque desde lo alto de las montañitas próximas a ellas también podréis disfrutar de este maravilloso espectáculo.

Muchas han sido a lo largo de la historia de las investigaciones llevadas a cabo en Nazca, las especulaciones sobre el verdadero propósito de los pobladores de Nazca y artífices de esta joya en plasmar no se sabe bien el que.

Unos abogan por considerarlo un centro de adoración, otros en cambio los catalogan como signos astronómicos, otros que si los extraterrestres tuvieron algo que ver en ello…¿y no será que quizás los nazcas sólo quisieran que su obra fuera vista desde el cielo porque consideraban las alturas el lugar donde está la morada de los dioses? Ya que esta idea la han compartido muchas civilizaciones a lo largo de la historia.

Recientemente las últimas investigaciones y las consiguientes conclusiones aclaran que las líneas marcan puntos que y que debieron servir a los habitantes del lugar de instrumento de medida para establecer el calendario solar.

¡En fin!, nosotros que simplemente somos viajeros nos quedamos con la parte bella de los trazados y sea cual fuera su finalidad sin duda contemplarlas es toda un regalo para nuestros sentidos.

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*