Claudia Rodriguez 28 Nov 2016

Mis 10 imprescindibles de la gastronomía brasileña

Sería necesaria una vida entera para conocer a fondo la gastronomía de Brasil. En un país que es en sí un continente, el paladar baila de alegría cada vez que llega la hora de comer gracias a la inmensa variedad de platos que eres capaz de encontrar en una sola región. #DestinoSudamérica es un viaje con todos los sentidos y la gastronomía ayuda a desarrollarlos todos.

No solo los diferentes climas de Brasil aportan diferentes ingredientes a la comida, sino que esa incomparable mezcla de culturas que se ha ido cocinando durante siglos provoca que un viaje por el país se pueda recordar también por sus sabores.

Recorrí Brasil de sur a norte, paseé por sus mercados, entré en sus alambiques y, sobre todo, pregunté a muchas personas por sus lugares favoritos para comer, así que no fue ninguna sorpresa que saliese de Sudamérica con unos kilos de alegría de más.

Aquí van mis 10 experiencias culinarias favoritas en Brasil:

  1. Los sanduíches de mortadela en São Paulo

bocadillo_mortadella_sao_paulo

Hace un par de años conocí a unos paulistanos que me hablaron de un súper bocadillo de mortadela con queso fundido como el máximo exponente de la gastronomía paulistana. La parte más glotona de mi cerebro se quedó con el dato y, nada más pisar suelo brasileño, me dirigí al Mercado Municipal de São Paulo en busca del famoso sanduíche de mortadela.

Además de quedarme alucinada con el Mercadão, que data del año 1933 y que sigue en pleno funcionamiento, me senté en uno de los establecimientos más tradicionales, el Hocca Bar. Dispuesta a darlo todo, pedí uno de estos sanduíches. Lo que no esperaba era vivir una de las experiencias gastronómicas más imponentes de mi viaje de solo ida por Sudamérica: un inmenso bocadillo de más de una decena de lonchas de mortadela, queso y tomate. Delicia!

  1. Los “PF”

prato_feito_brasil

¿”PF” en la pizarra del menú del día? ¿Eso de qué se trata? PF es el diminutivo de “prato feito” o plato hecho. No es más que un plato del día y, por tanto, más económico que el resto de la carta. Suele componerse de carne o pescado cocinados de una u otra manera y los acompañamientos que nunca fallan: arroz, feijão, farofa (omnipresente en casi todas las comidas brasileñas, la harina de mandioca) y ensalada. Un plato ligero y sano que no falla en ninguna época del año.

  1. La moqueca en Salvador de Bahía

moqueca_salvador_bahia

Irse de Brasil sin probar la moqueca es un pecado. Este guiso es uno de los platos más deliciosos que he probado durante mi aventura americana. Ya sea de peixe (pescado), de camarão (gambas) o mixta, la moqueca es la estrella de muchas reuniones de familia y amigos en sitios junto al mar como Salvador de Bahía.

Allí, junto a Pelourinho, fui a un sitio tradicional para poder degustar una moqueca como se merece. Dada es quien regenta el pequeño restaurante llamado O Sorriso da Dada. En él recibía a menudo a personajes tan importantes para Salvador como el escritor Jorge Amado y sigue siendo un local con muchísimo encanto.

Recordaré para siempre la combinación de sabores africanos, indios, portugueses y, por supuesto, brasileños salpicados del azeite de dendé tradicional de Bahía.

  1. El acarajé de las baianas de Salvador

acaraje_salvador

El acarajé es un plato de la calle y yo diría que nocturno. Se come con ganas después de un buen espectáculo de batucada o capoeira en las calles de Pelourinho, en Salvador de Bahía. Hecho por las preciosas baianas en plena calle, se trata de un bollo -hecho de feijão fradinho (un tipo local de judías) y frito en aceite de palma- que se rellena básicamente de camarones y dos protagonistas de la comida afro-baiana: el vatapá y el caruru. Ojo, si no te gusta mucho el picante, pide que no lleve pimenta.

  1. El agua de coco en las playas del Nordeste

agua_de_coco_brasil

Nada mejor que el agua natural de un coco fresquito para la hidratación que se necesita en la playa. En sitios como las espectaculares playas de Pipa los venden por 2 ó 3 reales brasileños para que te los puedas tomar a la orilla del mar.

  1. Las bebidas medicinales en el mercado de Ver-o-Peso en Belem

bebidas_medicinales_amazonas

En el mercado de Ver-o-Peso en Belem puede verse casi de todo. Además de pescados, verduras y frutas únicas en el mundo, una de las secciones que más me impresionó fue la de pociones e hierbas “medicinales”. Allí uno puede encontrar todo tipo de productos para curar “los males”, ¡incluso los del sexo o el amor!

  1. Las caipirinhas junto al mar en Jericoacoara

caipirinhas_brasil

En mi paso por Brasil tuve la suerte de visitar algún alambique, donde me explicaron el proceso de destilación de la cachaça. Este destilado es el principal componente de la deliciosísima caipirinha, el combinado estrella brasileño. Debería ser obligatorio degustarla tantas veces como se quiera frente a puestas de sol tan estupendas como las que se viven en sitios como Jericoacoara.

  1. Las frutas en los mercados locales

frutas_brasil

Las visitas a los mercados locales de Brasil siempre son prometedoras. La variedad de frutas del país me dejó boquiabierta y, aunque muchos de sus nombres son difíciles de recordar, sus sabores se quedarán para siempre en mi paladar.

Mención especial merece el açaí. El fruto de esta palmera del norte de Sudamérica se come en casi todo el país no solo por sus increíbles propiedades para la salud, sino por su delicioso sabor.

  1. Los helados en Salvador

helados_salvador_de_bahia

A los brasileños les encanta el helado y los hacen con cariño. Un plan obligado en Salvador es visitar la Iglesia de Nuestro Señor de Bonfim y luego pasear hasta el Largo da Ribeira para tomar uno de los mejores helados de Brasil. En la Sorvetereria da Ribeira saben lo que hacen. Desde 1931 llevan haciendo unos sorvetes increíbles en un inmenso local con vistas al mar. Tienen muchísimos sabores, pero mi preferido es el de coco verde.

  1. Los dulces de las calles de Paraty

dulces_paraty

Cuando empieza a caer el sol en la preciosa ciudad de Paraty salen los carritos de dulces. Además de ser preciosos, es una oportunidad única de probar diferentes pastelillos típicos de la región. Si tienen brigadeiro, el dulce de chocolate más famoso de Brasil, seguro que te endulza la tarde.

Estos son solo algunos de los sabores de Brasil. Te invito a descubrir con tu paladar la gastronomía de Sudamérica, ¿te vienes?

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*