Un mundo para 3 22 Jul 2014

Mendoza un destino gastronómico para toda la familia

Argentina, país de infinitas bellezas naturales allá donde mires, de gentes amables y dicharacheras pero sobre todo, dueña de una rica gastronomía que nos hace deleitar bocado a bocado. Como afianzados viajeros lo que más nos atrae de un destino es su cultura en general y como amantes del buen beber y mejor comer, hoy nos vamos de ruta gastronómica por la provincia de Mendoza.

Mendoza se extiende por un territorio de 148.827 km2, situado en el centro-oeste de Argentina a los pies de la Cordillera de los Andes, la más alta de América. La región está muy bien comunicada y a ella podemos llegar por aire o por carretera.

La región de Mendoza cuenta con todos los servicios como cualquier gran ciudad del mundo. Una amplia oferta turística con Infinidad de alojamientos aptos para todos los gustos y bolsillos, hoteles, apartamentos, campings, además se complementa con una amplia propuesta comercial y de esparcimiento para toda la familia, zonas para la práctica de todo tipo de deportes tanto en invierno como en verano, el esquí o deportes acuáticos, museos, teatros, parques, incluso casinos y discotecas que harán las delicias de grades y pequeños.

Pero nosotros en esta ocasión hemos venido hasta Mendoza para conocer más a fondo una de las cosas que más nos atrae de ella, su amplia, variada y exquisita gastronomía y en concreto su reconocida internacionalmente tradición vinícola. Si amigos!, esta región es el centro vitivinícola de Sudamérica por excelencia, y como tal produce y exporta vino a numerosos países del mundo.

Mendoza sabe a lo que saben sus vinos, a cereza, a uva, a frutos silvestres, a duraznos. Su alma “Pater” es el Malbec, aunque también produce cabernet-sauvignon, sauvignon blanc, sirah, tempranillo, merlot, chardonnais, semillón, chenin y bonarda.

El vino mendocino, un regalo de la tierra con la que regamos esta rica gastronomía, mezcla de la cocina criolla y cocina traída de tierras lejanas por los inmigrantes, carnes de cordero, ternera o chivo, suculentos pescados salmónidos como las truchas o los pejerreyes, por no hablar de su gran variedad de frutos secos y frutas frescas con las que preparan postres de ensueño, sopas, guisos o empanadas la complementan. En fin, que no se puede ser más completo que la gastronomía de Mendoza.

Y que mejor forma de disfrutarla que haciéndolo de la manera más tradicional, contemplando los atardeceres desde sus viñedos, sumergidos en la belleza de sus paisajes, tan variados como hermosos, zonas desérticas fusionados con zonas de montaña que nos invitan a asar esa carne, a catar buenos vinos y a degustar su maravillosa variedad de aceitunas a la vera de una hoguera con las gentes de aquí, enamorados empedernidos de su tierra, de su bella y rica tierra de Mendoza.

La generosidad de la tierra mendocina unida a su gastronomía embriaga a todo el que la visita y atrapa su corazón para siempre.

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*