Los Sabáticos 11 Nov 2014

Las cosas naturales son mucho mejores que las artificiales y punto pelota

Es un hecho científicamente comprobado que un zumo de naranja recién exprimido le da mil vueltas a un zumo de brick; que las figuras del museo de cera no se parecen en nada a los originales; que las croquetas congeladas no le llegan a la suela del zapato a las de tu madre; y sólo tienes que echarte una siesta de verano en un sofá de escai para saber que lo que mola es el cuero.

Pues lo mismo sucede con las fronteras amigas. Hay países que han sido creados de forma artificial, a golpe escuadra y cartabón (solo tienes que mirar el mapa de África o Estados Unidos para que sepas de qué te hablo). Y sin embargo, en otros países ha sido la naturaleza la que ha ejercido de rey Salomón y se ha encargado de decir esto será tuyo, esto será del otro y aquello del de más allá. Esto es exactamente lo que ha sucedido entre Brasil, Paraguay y Argentina.

Sabáticos_Argentina_Brasil

El río Iguazú y el río Paraná separan dichos países y para saltar de uno a otro solo tienes que coger un autobús y cruzar un Puente.

Sabáticos_Autobús_FozIguazúSabáticos_autobús_brasil

Sabaticos_moto_Brasil

Esta característica hace que puedas llevar a cabo excentricidades divertidas como la que hicimos nosotros: desayunar en Brasil, comer en Argentina e ir de compras a Paraguay todo en el mismo día.

Además el control aduanero entre estos países es menos serio que un abogado en chandal por lo que ni tan siquiera tienes que bajarte del autobús a sellar el pasaporte. Aquí la gente va y viene al libre albedrío. Así que no es de extrañar que a media tarde ya estuviéramos de vuelta en nuestro hotel en Foz de Iguazú (Brasil) disfrutando de una merecida siesta.

Sabáticos_estado_natural

Y de esta manera termina nuestra semana de viaje por Brasil. Ahora toca hacer el equipaje y poner rumbo al aeropuerto donde nos espera un maravilloso vuelo de LAN Airlines con destino a Perú.

Pero eso te lo contaré otro día…

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Un comentario en
“Las cosas naturales son mucho mejores que las artificiales y punto pelota”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*