Marta Rodríguez 18 Jun 2015

La mágica aventura a la Ciudad Perdida

Hace unos meses me encontraba en Madrid, reunida con los compañeros de Lan y Tam, mi padrino de aventura Jesús Calleja, Los Sabáticos y Paco Nadal. Me propusieron un desafío, una expedición a la Ciudad Perdida de Colombia. Recuerdo las bromas de Paco, diciendo que entran ganas de desistir en la primera cuesta. No le faltó razón. Hoy le doy las gracias por la propuesta e inspiración, porque más que una diferencia en el trayecto, ha marcado una nueva visión en el camino.

La Ciudad Perdida

C15

La Sierra Nevada de Santa Marta constituye para los Tayrona un centro ceremonial y espiritual sagrado, el pulmón del mundo que establece un equilibrio natural con el resto de la humanidad. Son varios grupos indígenas que habitan estar tierras, algunos manteniendo sus costumbres casi intatas. Ellos son los kogui, Wiwa, Arhuaco y Kankuamo. Conocer su historia desde la convivencia ha sido un paso hacia el entendimiento, la admiración y el amor universal a los pueblos.

c13

Los Tayrona comenzaron a formar esta imponente y natural ciudad en el 800 D.C, abarcando más de 12.000 metros cuadrados. Adentrarse en las inmensidades de la selva para encontrarla no es tarea fácil. Un trekking de cuatro días donde cada subida de vértigo ha sido un paso a la profundidad de lo sagrado. He respirado el verde universal de su paisaje, mi piel se ha erizado como hacía tiempo que no lo hacía mientras la madre naturaleza me daba la bienvenida. La dificultad forma parte del encanto, resbalar y terminar embarrada del colores tierra es una invitación a levantarte y seguir caminando y todos los rasguños que puedas hacerte serán heridas de paz. Cuando lo consigues, te aseguro que ríes hasta llorar de alegría.

c23

La historia me envuelve en el camino. Cuando los españoles invadieron las costas colombianas, Teyuna fue abandonado. Los guaqueros, ladrones de hallazgos indígenas cuyos métodos de excavación son cuanto menos agresivos, hicieron mucho daño a la Sierra de Santa Marta. El oro sagrado fue saqueado sin pudor ni permiso. Nos lo cuentan los mamos, autoridades espirituales de la Sierra Nevada. A pesar de todo, los descendientes de los Tayrona siguen protegiendo a la Madre Tierra, al territorio y a la tradición.

C10

Días de intercambio y sudor que no cambio por nada. Estamos en la esencia de nuestra aventura de cultura itinerante. De la mano de Magic Tour me he adentrado profundo en algo que hace tiempo leía en los libros. Tengo que agradecerles la profesionalidad y el compromiso con la conservación de la cultura indígena, habéis hecho honor a vuestro nombre, ha sido una aventura mágica. Sin contar que José García, mi guía y ángel de la guarda en el camino ha sido el mejor compañero para realizar la caminada. Energía y sincronía, si me estás leyendo, ¡gracias!

c19

Estimados pasajeros, mis compañeros de Lan y Tam Airlines y yo os damos la bienvenida a COLOMBIA

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*