Iris Rangil 19 Dic 2016

La increíble catedral de sal bajo tierra de Zipaquirá

En Zipaquirá, un pueblo que me recordó a un escenario de una película del Oeste, se encuentra una increíble catedral de sal bajo tierra, considerada la primera maravilla de Colombia. A continuación te doy unos cuantos consejos para que puedas disfrutar de la mejor manera tanto del pueblo como de la catedral, y te cuento un poco más sobre su historia.

Cuando las condiciones de vida son muy duras, (como lo son trabajando en una mina), la fe se torna un elemento fundamental para algunas personas. Dada la devoción que mostraban los mineros antes de cada jornada laboral, Luis Ángel Arango tuvo la idea de construir una capilla subterránea. Apoyado por el presidente de Colombia, Laureano Gómez, se dieron lugar las obras que comenzaron en 1950 y que terminaron en 1954, cuando se inauguró la primera catedral de sal (diseñada por el arquitecto José María González).

Debido a fallos estructurales tuvieron que cerrarla en 1992, pero los mineros no podían quedarse sin ese lugar sagrado, así que en 1991 se propuso un concurso para realizar una nueva catedral. La obra se adjudicó al arquitecto bogotano Roswell Garavito, quien le dio toda su simbología, con la ayuda de 127 mineros y 17 talladores.

Catedral de sal Zipaquirá

La nueva catedral se inauguró el 16 de Diciembre de 1995 y desde entonces hasta este momento es un lugar que deja con la boca abierta a miles de viajeros cada año. Y no es para menos, porque impresiona bastante.

Mi plan principal era llegar a la Catedral de Sal y a la Mina de Nemocón en el mismo día en que salí de Bogotá contratando un tour, pero por desgracia fui mal informada por el recepcionista de mi hostal, o fui un poco engañada por las personas que llevaban a cabo la actividad, ya que cuando estaba en Zipaquirá me dijeron que no iríamos a la mina. Aún así fueron muy amables conmigo todo el tiempo, así que quiero pensar que simplemente fue falta de información o un malentendido.

Teniendo en cuenta que “pequé de turista”, he investigado una manera alternativa para llegar a la ciudad, y así evitarte a ti gastar 150,000 pesos (unos 50€) en un tour con una ruta que puedes hacer perfectamente por tu cuenta, y por la que de forma independiente puedes ahorrar unos 70,000 pesos.
Hay un sólo gasto fijo para visitar la catedral, que es la entrada, y cuesta 50,000 pesos (unos 15€), esta entrada incluye un/a guía dentro de la mina (la que a mi me tocó era muy agradable y explicaba todo de manera muy amena), así que aunque el precio ha subido bastante con el paso de los años, creo que merece la pena visitarlo y que al tener un/a guía la disfrutarás más.

Catedral de Zipaquirá

Pero vamos a lo que interesa, ¿cómo llegar si no es a través de un tour? Bien, para llegar a Zipaquirá sin contratar un tour hay que tomar el Transmilenio (servicio de transporte público de Bogotá) con destino al Portal del Norte (puedes tomar las líneas B14, B1 y B73). Una vez allí tendrás que preguntar a los operarios dónde encontrar los transportes intermunicipales (la gente siempre es muy amable y te ayuda muy rápido) y coger el bus hacia Zipaquirá. El valor para entrar al Transmilenio es de 2,000 pesos y el del bus hacia el municipio es de unos 5,000 pesos.

Al llegar al pueblo tendrás que caminar unos 20 minutos hasta llegar al complejo cultural “Parque de la Sal” o pedir un taxi y subir sin esfuerzo por otros 3,000-4,000 pesos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Entrando en la mina y durante el recorrido irás encontrando inmensos socavones que se crearon a través de la extracción de sal. La nave central de la Catedral está en uno de ellos y para que te hagas una idea de las dimensiones del lugar te interesará saber que… ¡en algunos cabría un avión de LATAM!

Te preguntarás cómo es posible que exista una formación de sal tan inmensa bajo tierra, y la respuesta es que hace 135 millones de años un mar ocupaba esta misma mina.

Otro dato interesante es que la Catedral de Sal tiene su simbología inspirada en el vía crucis, representando los pasos que dio Jesús en su camino al Calvario. Desde la entrada a la mina hasta la llegada a la catedral pasarás por doce etapas/escenarios con significados diferentes y obras en mármol y sal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como no quiero desvelártelo todo, te animo a que vengas (sin tour te saldrá mucho más barato y te sentirás más libre) y que lo descubras por ti mismo/a.

Otro de los motivos fundamentales por los que te aconsejo que no contrates un tour es que aunque te encontrarás con gente que te dirá que la ciudad la puedes ver en 30 minutos, yo no opino lo mismo. Supongo que mi manera de viajar es distinta, pero me parece fundamental disfrutar del viaje con calma, observar a los lugareños de cada ciudad e intentar siempre hablar con ellos, consiguiendo así historias para llevarme en la mochila y si hay aún más suerte, poder tomar retratos de quien me las cuenta. Por ejemplo, esta familia zipaquireña descansaba en mitad de la plaza central. Se encontraban comiendo una típica oblea zipaquirense y me dedicaron estas sonrisas explicándome que sólo estaban haciendo un descansito. Le pregunté a la mamá del niño si quería darme una dirección de email para enviarle la foto y me respondió que no tenía nada de eso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta ciudad es una de las ciudades más antiguas de Colombia y cuenta con algunas casas coloniales muy bonitas en las que merece la pena poner atención.

Te recomiendo que visites la Plaza Central donde se encuentra la Catedral de la Santísima Trinidad, la Plaza del Mercado donde encontrarás bastantes puestos de artesanía, el colegio donde estudió Gabriel García Márquez, y te animo a que te pierdas en las afueras y los alrededores observando las escenas propias del pueblo y de sus habitantes, porque a mí me recordaron a una película del oeste. Por último, en esa zona, escoge un buen asador para comer.

Calles Zipaquirá

Supongo que a estas alturas ya sabéis que no soy una gran amante de la carne, pero esta vez fui flexible para probar la carne de res típica de la zona, precedida por el famoso ajiaco (la sopa más característica de Colombia). Estaba muy rico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con la imagen de este almuerzo me despido, espero que esta guía para llegar a Zipaquirá te sirva de ayuda y que la visita te guste tanto como a mí. ¡Nos vemos en el próximo destino!

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*