Gabriel Huete 12 Dic 2013

La filosofía del viaje

Viajar es sobre todo una forma de expresión personal, una manera de entender el mundo y el lugar que en él ocupo, un camino de realización personal y, en definitiva, una forma de vivir mi vida. Y es por esto que hay tantos viajes como viajeros.

“El buen viajero no tiene planes fijos y no es su intención llegar.” – Lao Tzu

El secreto con el que me paseo por el mundo radica en ser original, en ser yo mismo, en andar mi propio camino y olvidarme de los que antes estuvieron allí, y de todo lo que me contaron. En mantenerme espontáneo y abierto, en aceptar los cambios según llegan y vivir la magia del momento improvisado. En base a esto camino, según mi propia filosofía, y éstas son algunas de las cosas que he aprendido:

LOS PLANES

Dicen que el fondo del mar está lleno de barcos que naufragaron antes si quiera de partir, y buena culpa de ello la tiene el planear sin fin y creer que nunca es el momento adecuado.

Hay viajes muy técnicos que necesitan una planificación detallada y cuidadosa, y hay viajes que por cuestiones de tiempo también. Pero fuera de estos supuestos, a mí me gusta dejar que mi instinto y la respuesta espontánea tomen el mando cuando se presenta el momento. Hasta tal punto es así que soy partidario de viajar sin guías de viaje y sustituirlas por hablar con la gente, decidir sobre la marcha y mantener todo lo más simple posible.

EL TIEMPO

Me gusta viajar despacio, sin prisas, sin querer coleccionar destinos y regresar a casa lleno de fotos que no recuerdo dónde y cuándo las hice.[/one_full]

Los lugares pueden conocerse rápido, pero la gente necesita de tiempo y paciencia, de vernos un día y otro y charlar un ratito cada vez, de volverme el extranjero familiar. Entonces las puertas se abren, entro en su intimidad y es cuando realmente empiezo a aprender la realidad del lugar que visito.

¿SOLO O EN COMPAÑÍA?

“Aquel que sigue a la multitud no llegará más allá que la multitud, pero el que camina solo es seguro que llegará a lugares donde nadie más ha estado antes” -A. Einstein.

LATAM Airlines me ha dado la oportunidad de volver a hacer lo que más me gusta: viajar solo. Mil gracias por permitirme volver a sentir esta agradable sensación. Porque a pesar de lo que pueda parecer, viajar solo es una experiencia maravillosa, y conmigo parece como si todo el Universo conspirara para mantenerme siempre protegido. Sin la compañía de un grupo tiendo a ser más abierto y a relacionarme más intensamente con el entorno y el entorno conmigo, ¡siempre termino adoptado por alguien!

 Pero al final, lo más importante es no dejar de viajar, ser dueño de tu destino y montarte tu aventura como a ti más te guste!.

Contacta con Gabriel Huete >

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Un comentario en
“La filosofía del viaje”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*