Chavetas 29 Ene 2015

El tren de los volcanes

No hace muchos meses “Wider World Project” otorgó a Tren Crucero, el tren que recorre Quito y Guayaquil (y viceversa) en cuatro días como mejor producto turístico fuera de Europa. Ya antes, el tren Ecuador recorría los más hermosos parajes del país andino permitiendo al viajero alcanzar rincones antes imposibles de forma terrestre.

Habría que retroceder hasta 1873 para “re-descubrir” la primera línea de ferrocarril de 41 km inaugurada en la costa entre Yaguachi y Milagro y hasta 1902 para conocer la mayor obra de ingeniería realizada (por su complejidad), la llamada “Nariz del Diablo”, que llevó a denominarlo “El tren más difícil del mundo”

El tren de los volcanes

Entrar en el reformado tren de los volcanes es una satisfacción que no todos los días uno puede permitirse. Todo por dentro ha sido adaptado a las nuevas necesidades turísticas, e incluso la explicación permanente por parte de los guías te va dando una visión mucho más general que parcial del recorrido.

La línea, aunque las vías han sufrido también un proceso de reparación laborioso, todavía no permite alcanzar altas velocidades (y menos al salir por medio de la ciudad de Quito), lo cual no resulta molesto en absoluto para poder así disfrutar de la cadena montañosa que nos rodea

Para los que quieran gozar de mayor lujo, la reforma también ha pensado en ellos, pudiendo disponer de vagones vip más cómodos y con un servicio más personalizado

tren2

El tren de los volcanes recorre la travesía que va desde Quito a El Boliche, pasando por Machachi, y alcanzando las faldas del famoso volcán Cotopaxi

Tras una breve parada en Tambillo de unos 15 minutos, el trayecto nos lleva hasta Machachi entre valles, ríos y montañas en la denominada Avenida de los Volcanes que recorre de norte a sur más de 300 km. Es posible que nos encontremos ante otro de esas panorámicas privilegiadas de las que presume Ecuador y que son tan desconocidas.

El área recreacional de El Boliche

Nuestra meta se encuentra a pocos kilómetros del Parque Nacional de Cotopaxi, con el volcán como telón de fondo, bañado por los ríos Cutuchi, Daule y otros menores, y dos áreas de vida diferenciadas: el bosque húmedo Montano y el bosque muy húmedo (el cual no soy todavía capaz de distinguir demasiado bien)

tren3

La temperatura entre 0 y 16ºC de esta área rápido nos da a entender que nos encontramos en el frío del alto andino, donde además de un entorno geológico, ecológico y paisajístico sobresaliente ha sabido combinar un área recreacional con miradores que dan una idea de la grandeza del entorno

La Sulfana, el Volcán Rumiñahuii (con una altura de 4.757 metros), el centro de interpretación y la Loma Amigrande, nos adentra en un sistema de Páramos donde todavía se conserva la fauna más diversa de lobos, conejos, venados, curiquingues, cóndores, gaviotas andinas, quilicos o guarros

La jornada se completa, ya regresando en bus (el recorrido en tren termina en El Boliche) con la visita de una granja adaptada al turismo, donde además de comer o tomar un café caliente (los días de más frío) se puede hacer un recorrido para conocer las más antiguas costumbres de esta área de Ecuador.

¿Y si te apetece hacer otro recorrido o complementarlo con más? las rutas o excursiones son múltiples:

       Tren de la Libertad

       El Tren del Hielo I

       El Tren del Hielo II

       El Tren Sendero de los Ancestros

       El Tren Nariz del Diablo

       El Tren Baños del Inca

       El Tren de la Dulzura

tren4

Si Amazonas, Quito, Guayaquil, la costa ecuatoriana o Galápagos son ya referentes en los viajes turísticos, ¿te parece una buena alternativa para perderte por las zonas más bellas andinas de Ecuador?

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*