Claudia Rodriguez 19 May 2016

El sabor de Galápagos

En las Islas Galápagos disfrutarás de paisajes maravillosos, encuentros cercanos con animales increíbles, decenas de actividades que hacer y la acogida cálida por parte de gente muy bonita. Además, ahora puedo contarte que en las Islas Encantadas no te quedarás con hambre.

La gastronomía es algo que emociona, algo tan importante como descubrir un monumento o una zona de una ciudad. El acto de comer une a las personas, invita a charlar y, en mi caso, a indagar en partes de una cultura que desconozco. Además, ¿a quién no le gusta viajar con el paladar? 

Reconozco que sabía más bien poco de la gastronomía ecuatoriana hasta poner un pie en el país y esto ha hecho que mi paladar haya bailado aún con más placer del que esperaba. Los platillos de Ecuador suenan con tanta alegría como la cumbia, lucen resultones a los ojos y bien sabrosos al paladar. En ellos se notan influencias españolas e indígenas y se mezcla la abundante variedad de ingredientes resultantes de climas tan diversos como los de la Sierra, la Costa y el Oriente.

Los días en Galápagos suelen comenzar con un jugo de frutas recién hecho. Un buen chute de vitaminas lo aporta el tomate de árbol, una fruta que proviene de un arbusto y, aunque algo ácido al comienzo, acaba siendo tan agradable al paladar como saludable. El tomate de árbol aporta al organismo hierro, potasio, magnesio, fósforo y vitaminas A, C y E, ideales para afrontar una jornada en el paraíso.

jugos_galapagos

Aunque en las islas no se pueden encontrar grandes árboles frutales, gracias a la importación desde el continente, las frutas tienen un papel esencial en la dieta del galapagueño. La papaya, la piña, la sandia y el melón son habituales en las grandes ensaladas de frutas con yogur que se comen de buena mañana.

frutas_gastronomia_galapagos

La parte consistente de un desayuno ecuatoriano puede venir en forma de bolones. Los bolones de verde conforman uno de los platos más famosos de la región de la costa del Ecuador. Se trata de bolas del tamaño de un puño hechas con plátanos verdes cocinados y triturados, mezclados en gran parte de las ocasiones con queso y/o chicharrón. Si quieres mezclarte con los lugareños, una opción ideal (y contundente) en Puerto Ayora la ofrece El Descanso del Guía, un local junto al puerto que comienza a servirlos recién hechos incluso antes de que salgan las fibras hacia Isabela o San Cristóbal.

 

bolones_gastronomia_galapagos

Como no podía ser de otra manera, Galápagos huele y sabe a mar. El pescado y el marisco preparados de múltiples maneras son los grandes protagonistas de las mesas en las Islas Encantadas. Y, además de frescos, los precios son adecuados para cualquier bolsillo.

brujo_pez_galapagos

Los almuerzos galapagueños tienen el nombre de encebollado. Anímate a probar esta sopa de pescado, yuca y cebolla se sirve con chifles -chips de plátano frito- y palomitas. El caldo es sabroso y contundente pero yo no olvido pedir un poquito de limón y ají -salsa picante bien condimentada con culantro y cebolla comúnmente- para que termine de hacer un poquito más feliz mi día.

encebollado_gastronomia_galapagos

Conforme van avanzando las horas, si entra la gusa, las empanadas aparecen como por arte de magia. De queso, de pollo, de carne y, por supuesto, marineras recién hechas y calentitas, perfectas para seguir con energía hasta que sea la hora de la cena.

Una atracción en sí misma en Puerto Ayora es acercarse sobre las cinco de la tarde al Mercado de Pescado. Cuando las albacoras -atunes- y los brujos -el pescado más popular de Galápagos- comienzan a llegar a bordo de las barcas de los pescadores hasta el mercado, una auténtica legión de pelícanos y leones marinos rodean a los vendedores. La búsqueda de los animales de un pedacito que robar es cómica y, si tienes un lugar para cocinar, no hay lugar más barato para hacerse con ingredientes frescos.

mercado_santa_cruz_galapagos

La calle de Los Quioscos es el lugar con más movimiento cuando cae la noche en Santa Cruz. En el corazón de Puerto Ayora, esta calle se cierra al tránsito para llenarse de parrillas humeantes en las que darse algún que otro homenaje gastronómico. Los encocados no faltan en las cartas de estos restaurantes con mesas al aire libre. Sería imperdonable irse de Galápagos sin probar este plato de influencia africana compuesto por pescado o marisco fresco cocinado con leche de coco y especias y acompañado de arroz y patacones -rebanadas fritas de plátano verde-.

encocado_gastronomia_galapagos

En las vitrinas de todos los quioscos las reinas son las langostas o los langostinos, según la temporada en la que hayas decidido visitar las Islas Galápagos. A partir de 15 dólares, es posible darse un lujo que en otras partes del mundo solo está al alcance de algunos bolsillos.

langostino_gastronomia_galapagos

En Galápagos también hay espacio para la innovación y se encuentran lugares como el restaurante del Iguana Crossing Boutique Hotel en los se les da una vuelta de tuerca a los ingredientes locales para hacer deliciosos platos de fusión que no ensombrezcan a los tradicionales.

En una cena especial en Isabela, con el sonido del mar de fondo, no puede faltar el ceviche ecuatoriano. Este platillo de pescado o marisco crudo -a excepción de los camarones o gambas, que se cuecen previamente- y marinado difiere mucho del peruano, ya que se acompaña de tomate fresco triturado y palomitas de maíz y adopta un formato más parecido al de un caldo o una sopa.

Por otro lado, unos tradicionales y picantones camarones al ajillo con patacones y regados con cerveza Club bien helada también pueden resultar ideales cuando se trata de comer bien en Galápagos.

gambas_ajillo_gastronomia_galapagos

Si quieres arriesgar más, deja que tu paladar termine de seducirse con platos como los que encontramos en dicho espacio gastronómico: el Tartar Galapacho o el Atún al estilo japonés. Ambos son estupendas maneras de cocinar el atún con un toque oriental que combina perfectamente con el resto de ingredientes galapagueños.

galapacho_gastronomia_galapagos

atun_gastronomia_galapagos

A pesar de todo, el sabor de Galápagos solo puede descubrirse de una manera. ¿A qué esperas para volar a este rincón tan especial de Ecuador?

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

6 comentarios en
“El sabor de Galápagos”

  1. Carita felíz

    La felicidad es el camino y no el destino dicen, espero que tu camino sea largo para que tu felicidad se prolongue por mucho tiempo y puedas seguir disfrutando de paraísos como los que tiene mi país. Feliz viaje

    1. Claudia Rodriguez
      Claudia Rodriguez Autor

      ¡Gracias por tus palabras!
      Mi felicidad seguirá siendo larga mientras siga conociendo países tan bonitos con gente tan buena como Ecuador. Me siento muy cómoda en él y estoy segura de que volveré.
      Un abrazo

  2. Alfredo

    Maravilloso post, que describe con todo lujo de detalles la gastronomía de Galápagos. Da gusto leer un texto tan bien escrito. Enhorabuena Claudia

  3. Hedy

    Eres una buena embajadora de países, con la diferencia que puedes informar a cualquier ciudadano del mundo se tus vivencias.
    Contagias las ganas de visitar lo países por donde pasas.
    Enhorabuena campeona, un premio muy muy merecido!

    1. Claudia Rodriguez
      Claudia Rodriguez Autor

      ¡Muchas muchas gracias, Hedy!
      Con que puedas sentir un poquito desde casa lo que yo siento ya estoy contenta. Tienes que venir pronto a Sudamérica a conocer estos maravillosos rincones.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*