Iris Rangil 28 Dic 2016

Dónde y qué comer en Medellín

Es algo complicado ceñirse a una alimentación “sana” en un país como Colombia, donde la mayor parte de los platos del día a día llevan alguna fritura: patacones (banano frito aplastado), carne frita, pescado rebozado…

Pero investigando un poco y recorriendo la ciudad en busca de alternativas, es posible encontrar el equilibrio para alimentarse bien; sólo hay que esforzarse en no caer en la tentación de picar entre horas (algo complicado ya que hay montones de puestos ambulantes ofreciendo empanadas, buñuelos y demás delicias calóricas) y buscar algún restaurante que ofrezca opciones saludables o alojarse en hostales donde puedas cocinar tu propia comida.

La verdad es que yo para eso soy muy vaga (sí, para cocinar, sobre todo si estoy viajando), así que suelo almorzar fuera y cenar en los hostales alimentos crudos (tomate, zanahoria, y fruta que compro en los mercados).

La gastronomía más típica de Medellín

La gastronomía típica de Medellín cuenta con especialidades como los buñuelos (que son bolitas fritas hechas de harina de maíz con queso que se comen especialmente en Navidad, aunque los encontrarás por todas partes en cualquier época del año), el sancocho (esta sopa tiene pollo o gallina y se cocina con papa y plátano), el mondongo (es otra sopa típica, esta vez de herencia española, que se elabora a base de callos, carne de cerdo y gallina, sumándole algunos vegetales como la yuca y el cilantro), la bandeja paisa (la receta original de este plato tiene 15 ingredientes, entre ellos frijoles, chorizo, chicharrón, huevo frito, aguacate, plátano maduro y arepa de maíz, aunque puedes encontrar muchas variaciones distintas, con un poco de suerte, menos calóricas) y la mazamorra o peto (se prepara con leche, maíz fresco y se acompaña con panela o bocadillo de guayaba).

Comida tradicional medellín

 

Pero por si queréis alternar todos estos platos y alimentos tradicionales con opciones más ligeras (para que el estómago y la figura sobrevivan), me he tomado la libertad de hacer una lista variada de 5 restaurantes que recomiendo probar en Medellín. Dos de ellos son tradicionales (con clientela colombiana, y más económicos) y los otros tres son alternativas un poquito más caras, con decoraciones preciosas, presentación de los platos impecable y cómo no, opciones vegetarianas (ya sabéis que me gusta incluir siempre, en este tipo de posts, opciones para los más concienciados con la vida animal y el medio ambiente).

centro-comercial-berrio-2

  1. Centro comercial paseo de Berrio. Sé que parece extraño recomendar un centro comercial, pero os cuento la historia. Era mi primer día en Medellín y no sabía muy bien a dónde me dirigía. Me llamó la atención este centro comercial para hacer algunas fotos documentales de cómo eran allí los comercios, y ni siquiera me di cuenta de que en la entrada indicaban que había todo un segundo piso dedicado a lugares para almorzar. El caso es que subí curioseando y de repente una mujer me tocó la espalda, yo salté de susto pero en seguida nos empezamos a reír. Era una de las señoras que trabajaba en uno de los más de 20 restaurantes en hilera que se encuentran en el comedor de este centro comercial. Me dijo que el precio del menú eran 10,000 pesos y le seguí. Me iba a ubicar al principio del comedor, y os confieso que apenas se veía nada ni se podía respirar entre el humo de todas las parrillas de cada mini restaurante y el calor que hacía, así que le dije que si podía ir cerca de la ventana, aunque era bastante lejos de su puesto y me dijo que sí. Comí un pescado delicioso con arroz de coco (no tan sencillo de encontrar en Medellín), sopa, bebida y postre. Si vais por el centro e intentáis no elegir el típico lugar turístico donde os van a intentar sacar más dinero, esta es una buena opción, sobre todo por estar completamente rodeados de gente local y porque es muy curioso que todos los pequeños negocios estén unos junto a los otros y tengan menús tradicionales donde simplemente tendréis que escoger y sentaros en el comedor común.

Dirección: Calle 51 51-050 Medellín, Colombia

Medellín

 

  1. Delicias de Manila. Este restaurante es un negocio familiar dirigido por un hombre increíblemente simpático de Montería (otra ciudad de Colombia). El lugar está situado en el barrio de El Poblado (como las tres siguientes recomendaciones), ya que es la zona donde la mayor parte de los viajeros se alojan, el menú cuesta 9,000 pesos incluyendo sopa, bebida y plato principal, y tiene todo un sabor muy rico. Fuimos varios días porque nos quedaba cerca del hostal, el precio era excelente y la calidad también.

Dirección: Calle 12 # 43 B-17 Medellín, Colombia


  1. Pizzería Olivia. A veces, cuando viajo, hago cosas extrañas. Por ejemplo me pasé un mes y medio en Italia en verano y no llegué a probar un plato de pasta en condiciones. Tuve que llegar a Medellín para morir de placer comiendo estos raviolis rellenos de espinaca con salsa amatriciana.

 

Cada vez que fui a esta pizzería me gasté unos 10€ (30,000 pesos de media) y tengo que confesar que cené allí varios días. No sé si a vosotros también os pasa pero mi alimentación es más psicológica que fisiológica (por desgracia). Esto quiere decir que puedo llegar a Bolivia y necesitar comer sushi porque mi mente me lo pide, y puedo llegar a Colombia y necesitar ir a un italiano, por puro antojo. En fin, en este restaurante también comí la sopa de tomate más rica de mi vida (soy demasiado fan del tomate y encontraréis varios posts donde hablo de la sopa de tomate porque siempre que puedo la pido). No os perdáis el lugar porque merece la pena.

Dirección: Carrera 43e #11a31, Medellín, Colombia

 

  1. Restaurante Tal Cual La especialidad de este restaurante también es la pasta aunque ofrecen alternativas tradicionales y sobre todo un buen número de opciones de platos con pescado y marisco. Los precios son similares a la pizzería, tal vez un poco más altos y el día que fui probé un arroz de pasta casero delicioso. El personal que trabaja allí también es muy amable y os puede recomendar lo mejor según vuestros gustos.

Dirección: Calle 12 #43b43, Medellín, Colombia


  1. Al alma Coffee Roasters Y llegamos por fin a la recomendación de mi lugar favorito. No puedo evitarlo, cuando la decoración ideal y los buenos sabores se juntan, me enamoro de un lugar. Descubrí este sitio por casualidad, en busca de cheesecake, que es el dulce que busco en cualquier ciudad del mundo si necesito azúcar.

No he comido chocolate en toda mi vida (esto incluye el cola cao, la nutella, y todo lo que lleva cacao) porque odio su sabor (mi amigo Hugo -link al blog de Hugo Espejo- dice que sabiendo eso se explica todo sobre mi carácter), y no soy especialmente golosa, pero como os he dicho antes, si mi mente me juega una mala pasada, me vuelvo un poco ansiosa y voy en busca de comida como si fuese un velociraptor. Supongo que le pasa a todo el mundo de vez en cuando (decidme que sí, por favor).

 

En “Al Alma” comí la mejor tarta de zanahoria de toda mi vida y no llegué a probar el red velvet porque me reprimí las ganas. Además tenía tan buena pinta que se me olvidó hacerle la foto. Tendréis que verlo con vuestros propios ojos en directo.

Por culpa de esa primera experiencia, tuve que volver otro día a desayunar con un amigo. Él pidió este sandwich al que pude darle un bocado y casi lloro por haber pedido el muesli con frutas y yogurt que podéis ver como foto principal del post. No me malinterpretéis, estaba riquísimo también. Pero yo soy más de salado, y por hacerme la sana tuve que sufrir viendo esos pisos de pan artesanal, huevo y queso derritiéndose entre las manos de mi amigo.

Dirección: Carrera 45 # 5-15 | Patio Bonito, Medellín, Colombia

¡Espero que os sirvan de ayuda las recomendaciones y que me contéis si me he dejado algún restaurante imprescindible en la lista!

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*