Estela y Laura 22 Abr 2014

Cusco

Cusco

Llegamos de Puno a las 4.30 am, después de un trayecto de bus bastante pedregoso, por lo menos en este bus la amortiguación, estaba en mejor estado. Era aún de noche, bastante de noche y el frío de Puno decidió venirse con nosotras. Ya con las mochilas, apareció Pepe, nuestro guía y amigo para Machu Picchu, quien nos acoge estos dos días antes del trekking en su casa.

En este caso no salimos corriendo en busca de aventuras por Cusco, nuestro cuerpo nos pidió dormir y así hicimos, dormir largo y tendido. Al despertar, desayunamos a la hora de almorzar, rica palta, te, pan y una estupendísima miel casera de la selva. Sabrosísimos sabores nuevos para nuestro paladar. Con la panza llena, y bien cargadas de energía, salimos en busca de una lavandería, nuestra ropa necesitaba ya un buen lavado. Aquí va por kilos, te la pesan, lavan y al rato la recoges bien limpita y dobladita. Mas o menos está a 3-4 soles el kilo de ropa sucia.

Ya con los post para el blog escritos y las fotos cargadas, aquí el wifi puede llegar a ponerte muy nervioso por su extrema lentitud para subir cosas a la red. Tenemos que dejarlo todo listo ya que mañana emprendemos nuestra aventura por el camino inca de la selva, para llegar al Machu Picchu. Los nervios, ganas, expectativas y por supuesto algunos miedos, están a flor de piel. ¡Estamos que queremos empezar ya!

Así que, comprados los sacos y con las mochilas casi preparadas, conocimos el barrio de San Blas de Cuzco. Aquí se ve un aire español en las construcciones y en las calles, sabemos que España nos ha ido acompañando ya durante todo nuestro viaje, pero aquí lo sentimos mucho mas latente. Por la calle andando con Pepe, todos se saludan con gran cariño, lo que nos trae recuerdos de nuestro pequeño pueblo, donde todos nos conocemos, donde todos somos vecinos. Así que en cierta manera aquí nos sentimos literalmente como en casa. Ya entendemos un poco mas, esa gran fama que tiene Cusco y el porqué muchos de los viajeros que por aquí pasan, deciden quedarse, aunque sea sólo por unos meses. El tiempo aquí, ya nos hemos dado cuenta, se nos va ha hacer corto… Eso sí, nos vamos a ir bien cargaditas de experiencias con estos 5 días hasta Machu Picchu.

Plaza_armas_800x600

Andando cuesta abajo llegamos a la grandísima plaza de armas, en este caso, vuelve a ser el centro logístico, pero son varias las catedrales e iglesias que te encuentras. Nos han explicado, que los españoles cuando llegamos aquí comenzamos a construir nuestras iglesias y catedrales católicas, encima de los palacios incas, así que debajo de esta ciudad, al igual que en muchas otras, hay un gran tesoro inca, en algunas plazas, esta habilitado para bajar y poder ver aquellas majestuosas paredes incas. En las mismas calles te encuentras agujeros con vallas para no caerse, eso si, con pequeñas muestras del gran patrimonio de la ciudad inca de Cusco.

Como es semana santa, nos encontramos con la Gran Catedral de Cusco rodeada en su primer piso de escaleras, por una hilera de policías. La plaza estaba llena de gente esperando para hacer sus ofrendas. Todo estaba lleno de figuras hechas con las hojas de las palmeras, y toda la gente del lugar en la calle, disfrutando de la tarde.

Plaza san Francisco

Así llevadas por la gente, las tiendas de artesanías, y la cantidad de iglesias que hay por aquí, llegamos a la plaza San Francisco, una gran plaza, parecida a la Plaza de Armas.

De allí bajamos por la Avenida del Sol, o la Calle de los Bancos, cambistas de dinero y agencias de viajes.

Y así entre calles con grandes monumentos, museos, catedrales y algún palacio inca que aun perdura por aquí, pasamos las horas, asombradas por la belleza del lugar. Y llegamos a entender por qué es la ciudad de Sudamérica mas visitada, no sólo por la cantidad de turistas que nos hemos cruzado, si no por la preciosidad, belleza y encanto de sus calles y gentes.

Aconsejadas por Pepe cenamos en un riquísimo vegetariano, llamado El Encuentro, en la Calle Choquechaka. Por solo 5 soles, un rica sopa, un ají de cayhua y manzanilla de postre.

Mercado de San Blas

A la mañana siguiente, nos acercamos al mercado de San Blas para hacer una rica ensalada de verduras para llevar a la comida de alforja donde charlamos largo y tendido sobre Cusco y su cultura.

Comida alforja

Ya con todo preparado, nos reunimos con el resto de chicos con los que vamos a aventurarnos en nuestro camino a Machu Picchu, ya os los iremos presentando en los siguientes posts. Estos cinco días que nos esperan prometen, prometen mucho. Por lo que os prometemos hacer miles de fotos que inmortalicen los acantilados, las empinadas cuestas, los rincones secretos de aguas termales, el valle sagrado, la casa huerto que visitarnos, el chocolate y café puros de la zona, el cruce del rio en tirolina y muchas otras cosas que nos han contado y que esperamos con impaciencia. Ahora vamos a descansar, que hay que recargar fuerzas después de tanto pateo por la ciudad!.

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

15 comentarios en
“Cusco”

  1. Usoa

    Por fin me pongo al día con vuestras vidas! Me e leído todos los post del tirón y ha sido como sentir que estaba allí con vosotras viviendo todas vuestras aventuras. Seguir disfrutando como hasta ahora, que yo estaré deseando de leeros. Muchos besos y abrazos desde Jaca!

  2. Pedro HH

    ¡Qué apasionante vuestro viaje!, se nota la pasión y la emoción con las que estáis viviendo esta maravillosa aventura. Que sigáis disfrutando de ella. Estoy impaciente por ver las fotos y conocer vuestras vivencias de la ascención al Machu Pichu. Besos desde Madrid

  3. Vero

    Rastaaaas!! Como se nota que os lo estais pasando en grande. Me he leido tres o cuatro post seguidos que no habia tenido tiempo. Es increible tanto la cultura como los paisajes. Que ganas de ver las fotos del Machu Picchu!!
    Seguir disfrutando así!! Besos desde Zaragozááá ^^

  4. Pili

    ¡Bueno ya esto aquí de nuevo!, vaya pedazo viaje que habeis realizado desde que no os leía. Ya veo que disfrutais cada día más de vuestra experiencia. Seguir así y coger muchas fuerzas para el Machu Pichu. Besos a miles.

  5. Valentina

    Hola! Muy buena la informacion visite hace un par de meses la ciudad y me ha gustamos mucho recordarla y volver a imaginarme que estoy alli. MUY INTERESANTE!!!

  6. Silgina

    Gracias chicas voy a visitar Cusco y Machu Picchu a principios de agosto y vuestra información me va a ser muy útil. Además mi hija es vegetariana con lo que la sugerencia del restaurante me viene estupenda.

  7. Daniel Baytelman

    Durante muchos años, intente llegar a Cusco, hasta que por fin el año 2008 pude subir a la Roma de América, aquella ciudad que me causaba tanta intriga desde que la primera vez que escuche el maravilloso poema de Neruda “Altura de Machu Pichu”, que luego musicalizaron de una forma espectacular Los Jaivas. Al llegar a Cusco y sentir esa maravillosa energía que expele la ciudad y sus habitantes.
    Es un lugar que recomiendo ir por esta y muchas razones más, no se arrepentirán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*