Un mundo para 3 07 Oct 2014

Colombia con aroma a café

Para los que somos amantes de la gastronomía además de los viajes, nos encanta combinar las dos cosas y recorrer países que destaquen por algún ingrediente gastronómico que nos guste especialmente. Cualquier viaje nos aporta todo tipo de sensaciones que hacen que nuestros cinco sentidos se activen desde el mismo instante en que aterrizamos en el destino. A nosotros particularmente hay dos de ellos que más se nos agudizan, el olfato y el gusto.

En este caso el café es el protagonista, ¿a quién no le gusta empezar el día con aroma a café? o quizás terminar una buena comida con un café en buena compañía? Para hablaros de ello, en esta ocasión viajamos a uno de los destinos rey de éste, Colombia y concretamente a la bien llamada región del eje cafetero.

Gastronómicamente hablando, esta región se caracteriza además del café por otros ingredientes estrella que resaltan sus platos típicos como son, el plátano, los frijoles o el aguacate. Estos productos los vemos representados en platos tan típicos como son la bandeja paisa, las arepas o la cazuela de frijoles.

Últimamente numerosas regiones como ésta, además de seguir dedicándose a su tradicional día a día, apuestan fuerte por querer mostrarle al mundo con diversas actividades turísticas, la riqueza de su cultura, hecho que nos permite descubrir además de su admirable belleza paisajística, aprender y entender su deliciosa y variada gastronomía.

Esta idílica región cafetera colombiana está formada principalmente por tres departamentos, Risaralda, Quindío y Caldas, muy cerquita uno de otro y unidos por unas carreteras bien asfaltadas. Salpicadas a lo largo del recorrido por preciosas haciendas cafeteras, nos disponemos a recorrerlas tranquilamente, disfrutando además de la arquitectura de sus casas, la amabilidad de sus gentes y sobre todo por la agradable sensación del estar envueltos por un suave y delicioso aroma a café.

Un itinerario interesante y ordenado por la región podría ser el de empezar por Calarcá, Armenia y Salento en el mismo departamento de Quindío. Siguiendo nuestra ruta nos adentramos en Filandia, Pereira y alrededores ya dentro del departamento de Risaralda. Llegados a este punto nos desplazaremos hasta el departamento de Caldas, uno de los lugares más importantes en la producción cafetera y sede del Centro de Investigación del Café. Sigue luego Villamaría, población que aparece en la ruta al Nevado del Ruiz, el más importante de los que conforman el Parque Los Nevados. Sin duda alguna merece la pena detenerse en cada uno de sus pequeños pueblos y hospedarse un una típica hacienda para entender mejor si cabe este mundo del café, trabajado con cariño por sus gentes.

Si viajamos en familia por esta región, además de las visitas anteriormente mencionadas, podremos disfrutar de sus parques temáticos, zoológicos, reservas y parques naturales, bosques con cuerdas altas, ríos para la práctica del rafting y senderos ecológicos para caminar o recorrer en bicicleta, que sin duda harán las delicias de grandes y pequeños.

¡No se puede pedir más!, una exuberante naturaleza capitaneada por infinitas plantaciones de café con hermosos pueblos y ciudades habitados por afables gentes que nos invitan a degustar su maravillosa gastronomía y a conocer un poquito mejor su rica cultura.

¡Con una taza de buen café, brindo por Colombia, por su belleza, por sus gentes y por su cultura gastronómica!

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*