Claudia Rodriguez 19 Sep 2016

15 motivos por los que no debería haber visitado Ecuador (II)

Definitivamente, con el artículo anterior me quedé corta.

Hoy, bastantes días después de abandonar Ecuador, recuerdo con cariño mi estancia allí. Y aunque dicen que las comparaciones son odiosas, tan grande es ese cariño que me ha hecho comparar mi viaje a Ecuador con el de los viajes a otros países. Dicen que Ecuador concentra la esencia de Sudamérica en una pequeña extensión, yo estoy segura de ello y de que un viaje al que llaman el centro del mundo te cambiará tanto como a mí.

Por ello, aquí van otros cuantos motivos más por los que creo que no debería haber visitado Ecuador:

  1. No debería haber visitado Ecuador si no quería emocionarme con el arte

Ecuador es resultón, goza de una naturaleza fascinante. Galápagos es el paraíso de los amantes de la naturaleza, la costa es especial por la belleza de sus playas y el interior salpicado de volcanes es un espectáculo visual, pero sus ciudades también te cautivan. Quito en especial fue capaz de emocionarme.

La visita a la Casa-museo de Oswaldo Guayasamín y la contigua Capilla del Hombre erizan la piel. En sus paredes se cuenta la historia y vida del artista pero también la historia de América Latina en cada una de sus obras. La visita guiada te ayuda a comprender las diferentes etapas artísticas del autor y a comprender un poco mejor la cultura ecuatoriana.

guayasamin_ecuador

  1. No debería haber visitado Ecuador para no volver con unos kilos de más

Perú es el rey gastronómico de Sudamérica, pero Ecuador significó para mí una deliciosa explosión de sabores. En Galápagos pude degustar la exuberante comida costeña, pero fue en el interior cuando descubrí el auténtico placer de comer en los mercados.

Los mercados de Ecuador son una auténtica atracción. Normalmente, una planta de ellos está configurada de tal manera que es un inmenso salón de comidas en el que los locales se reúnen a desayunar, a almorzar o a simplemente charlar y tomar un tentempié. Por las mañanas, el olor a morocho (una bebida espesa hecha principalmente de maíz, leche, canela y panela) despierta el apetito. A lo largo del mediodía, no podrás escapar del griterío de las señoras que venden hornado. Los inmensos cerdos asados son las estrellas de los puestos de comida y su tierna carne se suele acompañar de tortillas de papa y una riquísima ensalada con toques de lima y cilantro.

hornado_ecuador

morocho_ecuador

  1. No debería haber visitado Ecuador para no enmudecer con la belleza de sus iglesias

Ecuador es tierra de iglesias. La imponente Catedral de la Inmaculada de Cuenca es un precioso edificio que ofrece bonitas perspectivas tanto desde su interior como desde su exterior. En Quito, la Iglesia de la Compañía constituye uno de los ejemplos más espectaculares de la arquitectura barroca en el continente americano.

iglesia_compañía_quito

cuenca_ecuador

  1. No debería haber visitado Ecuador para no volver a casa con la sensación de que he estado en uno de los sitios más increíbles del mundo

En estos momentos aún sigo segura de que no encontraré nunca nada parecido a las Islas Galápagos. Todavía sueno atropellada cuando intento explicar lo especial que es este rincón de Ecuador a otros viajeros. Cada día que pasé en aquellas islas fue un auténtico regalo para todos los sentidos y no hay momento en el que no piense en volver a Isabela a nadar con delfines, pingüinos, leones marinos o mantas. Galápagos es un sitio único.

iguana_marina_galapagos

leon_marino_isabela

  1. No debería haber visitado Ecuador para no sorprenderme con su riqueza cultural

¿Sabías que Ecuador fue también tierra de incas? Ingapirca es la construcción arqueológica de origen inca más importante del país y en la propia ciudad de Cuenca se pueden visitar las ruinas de Pumapungo para conocer un poco mejor el pasado de Ecuador.

incas_ecuador

  1. No debería haber visitado Ecuador para no llevarme de los mercados algo más que frutas y verduras

Fue en los mercados de Ecuador donde me di los mejores festines, pero también fue donde me regalaron las mejores sonrisas. Los mercados ecuatorianos son especialmente fotogénicos gracias al color de las frutas y las verduras de sus pequeños puestos y al color de los vestidos de las cholas. Además del inmenso mercado de Otavalo, Cuenca ofrece oportunidades únicas para pasear en los mercados 9 de octubre y 10 de agosto, así como en los de Chordeleg, Sigsig y Gualaceo.

mercados_ecuador

  1. No debería haber visitado Ecuador para no llegar a casa relajada tras unos días junto al Pacífico

El Pacífico regala días de playa infinitos y atardeceres mágicos. Además de las playas de arena blanca de Galápagos, en la costa de Ecuador continental existen lugares como Montañita, Manta, Salinas o Esmeraldas en los que tumbarse a digerir toda la belleza del interior de este rincón de Sudamérica.

playa_isabela_galapagos

  1. No debería haber visitado Ecuador para no dejarme anonadada por una impresionante ciudad abrigada por volcanes

Quito es, sin discusión, una de las ciudades más especiales que he visto. Se trata de una ciudad alargada en la que los quiteños viven abrazados por varios volcanes. La mejor panorámica se obtiene desde el Teleférico, que llega a alcanzar los 4000 metros sobre el nivel del mar.

teleferico_quito

¿Necesitas aún más razones para visitar Ecuador?

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

2 comentarios en
“15 motivos por los que no debería haber visitado Ecuador (II)”

  1. elizabeth

    Mi País es increíblemente hermoso, es tan bendecido por DIOS, tenemos de todo Valles, Montañas, Cascadas, Ríos el Mar, donde quiera podemos ver las estampas divinas, a pesar de la situación económica que vivamos, la gente tiene para comer, el trabajador informal tiene fe, en su emprendimiento, y sale adelante para mantener a sus familias, a pesar de los desastres naturales, estamos saliendo adelante, yo le diría a las personas de otros Países que venga, el Ecuatoriano los recibirá con los brazos abiertos, con calidez, honradez y alegría, se llevaran recuerdos inolvidables que tendrán ganas de regresar

    1. Claudia Rodriguez
      Claudia Rodriguez Autor

      Hola Elizabeth.
      ¡Muchas gracias por pasarte por aquí!
      Como has podido comprobar, me encantó pasar un tiempo en tu país y me dio tiempo a descubrir muchos de sus encantos. Ya estoy deseando volver a ese rincón maravilloso del mundo.
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*