Claudia Rodriguez 19 Sep 2016

15 motivos por los que no debería haber visitado Ecuador (I)

Hace unos cuantos meses viajar a Ecuador no entraba en ninguno de mis planes, pero, por cosas del destino, tuve la gran suerte de pasar 35 días descubriendo muchos de sus rincones. Del sur al este, del este al centro, del centro al norte y del norte al oriente. No importaba la dirección ni el clima que me encontrase, Ecuador siempre se guardaba un as en su manga para sorprenderme.

Tras aquellos días, cuando tomé el vuelo de salida de LATAM Airlines desde Guayaquil hacia São Paulo, sentí un gran vacío. Ecuador me había cambiado y noté que ya no era la misma persona que había viajado un mes antes. Por ello, quiero expresarte aquí algunos de los motivos por los que creo que no debería haber visitado Ecuador:

  1. No debería haber visitado Ecuador para no enamorarme de uno de los sombreros más bonitos de Sudamérica

Tuve la suerte de visitar una de las fábricas más importantes en la fabricación de los sombreros Panamá o de paja toquilla, la de Homero & Hijos en Cuenca. Allí, además de comprobar el proceso de fabricación y conocer un poco más el origen de este sombrero tan ecuatoriano (¡aunque su nombre lleve a confusión!), pude probarme maravillosos ejemplares de hasta 2000$.

claudia_sombreros_paja_toquilla

  1. No debería haber visitado Ecuador para no saber que tienen el mejor chocolate del mundo

Puedo afirmar sin equivocarme que en Ecuador probé el mejor chocolate del mundo y que mi búsqueda del dulce perfecto ha acabado. Pude tomar jugo de cacao en una auténtica hacienda chocolatera en Guayas y hacer un delicioso chocolate con mis manos en la Amazonía ecuatoriana.

cacao_ecuador

  1. No debería haber visitado Ecuador para no sorprenderme con el punto más cercano al espacio exterior

El Chimborazo es el volcán y la montaña más alta de Ecuador, el punto más alejado del centro de la Tierra y el más cercano al espacio exterior. Desde Riobamba se pueden contemplar unas increíbles vistas de este volcán nevado sobre la ciudad pero, además, si no eres tan deportista como yo, también puedes casi rozar los glaciares a más de 4.000 metros en la carretera que va de Ambato a Guaranda. El paisaje casi lunar salpicado por las preciosas vicuñas marcó mi viaje a Ecuador.

chimborazo_riobamba_ecuador

  1. No debería haber visitado Ecuador si no hubiese deseado enmudecer con la visión de una laguna de colores irreales en un cráter volcánico

El cráter del Quilotoa está lleno de un agua que no parece de este planeta. Contemplar la laguna del Quilotoa, a pesar del viento cortante que helaba mi cara aquella mañana, fue una de las experiencias más increíbles de #DestinoSudamérica.

crater_volcan_quilotoa

  1. No debería haber visitado Ecuador si no quería bucear en los mejores fondos marinos de Sudamérica

He buceado en muchos rincones del mundo pero cuando salí de sumergirme en las aguas de Galápagos pensé que nunca podría hacerlo en otro lugar. Tras cumplir uno de mis sueños de ver en libertad a los tiburones martillo, no sé qué más podría pedirle al mundo del submarinismo.

cueva_tiburones_buceo_galapagos

  1. No debería haber visitado Ecuador para no quedarme enganchada a la adrenalina que provoca la capital sudamericana de los deportes de riesgo

Bajo la atenta mirada del volcán Tungurahua, uno de los más activos de Ecuador, se encuentra el pequeño pueblo de Baños de Agua Santa. Si esta ciudad es conocida por ser la capital de los deportes de riesgo en Sudamérica es por algo y yo me atreví a descubrirlo. Tras una preciosa y refrescante caminata hacia el Pailón del Diablo, una inmensa catarata que incluso se puede ver por detrás, dejé mis miedos al lado para hacer canopy (tirolina) hacia el Manto del Diablo, otra inmensa cascada. Lo que no sabía es que en Baños también haría por primera vez en mi vida puenting o salto desde un puente al vacío. La experiencia fue tan impresionante como intensa y no veo el momento de repetirla de nuevo.

puenting_baños_claudia

  1. No debería haber visitado Ecuador pensando que solo encontraría rincones que salen en las guías

Cuando estás cómodo en un país y dejas las cosas fluir, ocurren cosas bonitas que hacen tu viaje aún más especial. Conocer en Baños a Edgar fue la semillita para conocer a su hermano Jorge, que vivía en Guaranda. Sin ninguna referencia de la ciudad y con búsquedas poco fructíferas en internet, hicimos caso a su consejo y dimos con un pueblo lleno de encanto y en el que nos sentimos cuidados y acogidos. Ecuador da pie a salirse de lo establecido y a encontrar pequeños tesoros que todavía no han sido descubiertos por millones de turistas al año.

guaranda_ecuador

Y, espera, porque aún tengo 8 razones más para explicarte en el siguiente artículo por qué no debería haber ido o, mucho mejor por las que debería haber visitado Ecuador mucho antes y durante mucho más tiempo. Ecuador, además de darme experiencias increíbles, me hizo ser mejor persona. Dice el propio organismo de turismo del país que “Todo lo que necesitas es Ecuador” y estoy segurísima de ello y de que también Ecuador te necesita a ti.

Así que no dudes ni un segundo en buscar tu vuelo a Ecuador para sentir en tu propia piel esos motivos por los que viajar hasta este país te cambiará completamente.

Share on Facebook   Tweet about this on Twitter   Share on Google+0

4 comentarios en
“15 motivos por los que no debería haber visitado Ecuador (I)”

  1. Luis Enrique Coloma.

    En primer lugar, el Ecuador actual ya no es el de 10 años atrás: tiene todo para hacer sentir bien al turista. Quienes hemos estado ausentes del país, hemos podido escuchar comentarios acerca de todo lo bueno que tiene esta nación, especialmente en lo referente a su gente. Somos destino obligado para todo buen turista.

    1. Claudia Rodriguez
      Claudia Rodriguez Autor

      ¡Hola Luis Enrique!
      Muchas gracias por tu comentario.
      Exactamente, como podrás ver, disfruté muchísimo de mi paso por Ecuador y no hago otra cosa que recomendarlo a otros viajeros. Felicidades por ese gran país que tenéis.
      Un afectuoso saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*