• El colibrí “cola de espátula” es una de las especies más buscadas por los birdwatchers de todo el mundo. En San Martín se lo encuentra con relativa facilidad, con suerte y paciencia.

  • El macho “cola de espátula” tiene el terminal llamativo de plumas con el que atrae a la hembra para el apareamiento. Es de una belleza indescriptible.

  • Desde Tarapoto se organizan las salidas para la observación de aves. La mejor zona quizás esté en los límites de San Martín con Amazonas, cerca de la laguna de Pomacochas.

  • Un arrozal a pleno sol. Este cultivo es hoy uno de los más importantes en le Región San Martín, lo que explica también la calidad del arroz graneado y los Juanes que se comen en todas partes.

  • Campesinos en plena faena arrocera. La buena situación económica de la Región San Martín atrae mano de obra de Amazonas pero sobre todo, de Cajamarca.

  • El mercado de Tarapoto es un muestrario de productos nativos coloridos, olorosos y sabrosos. Es incontable la variedad de plátanos que acá se ofrecen, para usos muy distintos cada una.

  • En la misma ciudad Tarapoto pero en zonas donde no se percibe la agitación urbana, abren sus puertas hoteles que son una delicia para descansar y refrescarse del cálido clima de la zona.

  • Regresando de una excursión a los alrededores de la ciudad o de una incursión urbana, nada se parece a un piscinazo en tu hotel. Recuperarás energías para seguir pasándola bien.

  • Al borde de la piscina te estará esperando una jarra con un jugo heladísimo preparado con alguna fruta exótica local, cocona, carambola, camu camu, maravillas.

  • La ciudad tiene construcciones republicanas de un piso, muchas de las cuales están recicladas para atender negocios modernos. La altura de las edificaciones es otro de los factores que amaina el calor.

  • Pocos vehículos de cuatro ruedas se ve en Tarapoto, como toda ciudad amazónica acá reinan la moto lineal y la mototaxi, alternativas muy frescas y también muy ruidosas, algo a lo que uno se acostumbra.

  • Entre los productos más variados y requeridos del mercado están los ajíes, de distintos tamaños y colores y con grados de picor que pueden llegar al delirio.

  • Gran experiencia la de sentarse en algún comedor ambulante, al fresco, en las afueras de la ciudad al atardecer, a degustar un buen juane haciéndole conversación a los vecinos de mesa.

  • En la ciudad abren sus puertas bares cosmopolitas donde se escucha lo último del rock nacional e internacional, ofrecen conciertos en vivo y además sirven tragos que animan la conversación.

  • No hay noche en la que no se dé en Tarapoto un concierto cumbiambero en el que se dejen las penas y se baile hasta el amanecer con la alegría que grupos locales o venidos de otros lugares del país.

  • La noche terapotina es célebre por sus discotecas, enormes, animadísimas, seguras y muy concurridas desde que abren sus puertas… hasta que las vuelven a cerrar. En la imagen, el ingreso a una de las discos más visitadas de la ciudad.

  • La Luna amazónica en cualquiera de sus fases acompaña al juerguista tanto como al que tranquilamente elige dormir con el fresco que cae siempre en Tarapoto a partir de las seis de la tarde.

  • Saliendo de la ciudad de Tarapoto comienzan a aparecer los amplios y deslumbrantes paisajes del valle del río Mayo, donde la naturaleza pura se combina con el trabajo del hombre.

  • Un paisaje que parece soñado, la placidez del río, el verde salvaje en las orillas y un cielo limpio, apenas con unas nubes del todo blancas, que aún no presagian lluvias.

  • El campesino de San Martín transporta su carga personal en un cesto que se sostiene en la frente. Acá un buen vecino lleva al mercado su producción de plátanos.

  • Un arrozal a pleno sol. Este cultivo es hoy uno de los más importantes en le Región San Martín, lo que explica también la calidad del arroz graneado y los Juanes que se comen en todas partes.

  • Campesinos en plena faena arrocera. La buena situación económica de la Región San Martín atrae mano de obra de Amazonas pero sobre todo, de Cajamarca.

  • San Martín forma parte de un circuito de observación de aves que se encuentra entre los más importantes del mundo, por la diversidad y cantidad de especies que se pueden encontrar.

  • La variedad de colibríes de la zona nos puede dar especies tan pequeñas como un insecto, de vuelo rapidísimo y vida muy corta. En las chacras los campesinos suelen colocar alimentadores artificiales para atraerlos.

  • El Perú y Colombia se disputan el primer lugar en el mundo en cuanto a cantidad de aves, y la diferencia entre ambos países no sobrepasa las seis especies.

  • Un colibrí quieto, posado en una rama, nos permite ver con claridad la extensión y forma del pico, que le permite extraer el néctar de las flores del que se alimenta.

  • Dos colibríes compiten con una abeja por succionar el líquido dulce que sale del alimentador artificial. La imagen permite comparar los tamaños de las aves y el insecto.

Fotos 1 de 27
IMPERDIBLES de TARAPOTO
EL MERCADO DE LA CIUDAD

Es un emporio de vida y de productos exóticos. Aquí se expenden las frutas que nunca usted probó y los pescados que nunca vio. No se pierda la zona de las viandas y siéntese a degustar un invalorable pollo canga. Hay un turista al que le apasiona recorrer la ciudad en mototaxi. Haga la prueba.

CHOCOLATES Y CIGARROS

Cerca de la ciudad está la fábrica de chocolates La Orquídea, donde se recibe al visitante y se le hace un recorrido por el proceso de fabricación de sus productos derivados del cacao. Si se desea visitar una plantación, vale la pena tomarse un día para visitar Juanjuí. Otro interesante producto local es el cigarro, puro, purito y otras variedades para fumar tabaco, que se hacen con el insumo local y que también se puede ver en todo su proceso, en Tabacalera del Norte, situada a 6 Km. de la ciudad.

EN LA FÁBRICA DE LA ORQUÍDEA

Se ofrece degustaciones de todos los productos que en esta se hacen. Es la oportunidad para comprar regalos para la familia. Hay chocolates clásicos, de leche, con pecanas, con quinua. Pero también tenemos innovaciones, como el bitter y unos nuevos productos que tienen un alto porcentaje solo de cacao.

OBSERVACIÓN DE AVES

El Perú y Colombia se disputan el primer lugar en el mundo en cuanto a cantidad de aves, y la diferencia entre ambos países no sobrepasa las seis especies.

DONDE
QUEDARSE
HOTELES
Dónde Quedarte
Ingresa aquí
DONDE
COMER
RESTAURANTES
Dónde Comer
Ingresa aquí
DONDE
DIVERTIRSE
BARES & DISCOTECAS
Dónde Divertirse
Ingresa aquí

Desarrollado por